Los Seductores Sabores de Indochina en DÓI

Los seductores aromas de los exóticos ingredientes del arte culinario de Vietnam, Tailandia, Filipinas, Indonesia, Malasia, Laos y Singapur invade mis sentidos al momento de adentrarme en el moderno, innovador, visualmente impactante y auténticamente único restaurante DÓI.

Transportándonos en el espacio a las caóticas calles de Asia y haciéndonos participes en la aventura sensorial que es descubrir la cocina indochina, DÓI recrea y reinterpreta la tradición gastronómica de tierras lejanas. En el corazón de la Roma, este singular espacio gastronómico es el resultado de pasión y curiosidad, del afán de traer a nuestra tierra sabores, aromas y texturas nuevas.

En vietnamita ‘DÓI’ significa hambre y el restaurante es un espacio que rompe con todo límite por la diversidad de los elementos, colores y texturas que convergen en el lugar. Aquí nos encontramos con luces de neón, plantas de gran altura, una imponente barra con una interesante selección de vinos y cocteles de autor, sillones de terciopelo, mesas de madera color verde esmeralda, así como murales fauvistas que evocan la flora y fauna del sudeste asiático con techos de casi cinco metros de altura.

Dentro de este ambiente inolvidable, la protagonista es la cocina. El responsable de esta reinterpretación gastronómica indochina es el chef Christopher Maravilla, quien desde temprana edad descubrió que tenía una peculiar cualidad llamada en neurociencia como alta memoria gustativa, que consiste en que una persona pueda reproducir de forma exacta recetas, aún si son muy complejas – como lo suelen ser en Asia.

La cocina de DÓI es sincrética, con sabores únicos derivados del vasto universo de especias de la India e ingredientes frescos de muy alta calidad y rareza. Yo me dejé llevar por la exquisitez de su curry verde y rojo, me deleité en las sabrosas brochetas con lemongras, los delicados dumplings de res, una jugosa picaña y el típico postre tailandés, logrado a la perfección: mango sticky rice.

Acompañé esta increíble experiencia gastronómica con una serie de creativos y deliciosos cocteles. En la hermosa barra del bar se realizaron ante mis ojos malabares y mezclas que resultaron en exquisitas creaciones con ingredientes originales e inesperados, como lavanda, sake, té de jazmín, cardamomo y anís estrella.

 

Una experiencia genuina y a la vez innovadora, atrevida y nueva, disfrutar de los manjares de DÓI y dejarme llevar por su ambiente y alma única, es una aventura de hedonismo imperdible.

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *