Los Sabores de Chiapas

La talentosa chef Marta Zepeda plasma esta pasión y dedicación en cada uno de sus platillos, sumergiéndonos a través de los sentidos en mundos de placer gastronómico. La embajadora culinaria de Chiapas por excelencia y una de las más activas promotoras y difusoras de la cocina mexicana, Marta estudió en el Centro de Estudios Superiores de San Ángel (CESSA), de la Ciudad de México y en 2007 abrió Tierra y Cielo para hacer realidad su proyecto de Tesis donde desarrolla la propuesta culinaria que ha definido como “Cocina Regional de Chiapas”.

 

Llevándonos de la mano a descubrir lo mas atentico y sabroso de la fascinante cultura de Chiapas, la chef nos sumergió en sabores tradicionales y momentos de magia pura en su excelente restaurante Tierra y Cielo. Un santuario para los sentidos que evoca la riqueza cultural, las tradiciones y los recursos naturales de este bello estado.

 

Bajo las diferentes tonalidades grises y imágenes de la vida local del impactante mural del restaurante, la experiencia culinaria se llevó al cabo al son de risas y el dulce sonido de copas al brindar. El pintor Tex, su esposa y su hermano iluminaron nuestra llagada al restaurante con su música y alegría, después nos platicaron sobre el gran trabajo detrás del mural, que ellos mismos pintaron con cenizas de cocina.

 

La pasión y el amor de la Chef Marta Zepeda y su talentoso marido, el Chef Kievf Zepeda, por las tradiciones culinarias de Chiapas fue palpable en cada platillo. El primer platillo del espectacular menú de degustación fue un picoso aguachile de pepita, elaborado con camarón fresco de la costa de Chiapas, carne ahumada, cebollas asadas, cilantro criollo y caléndula.

 

Continuamos  con una sopa de hojas silvestres con infusión de chipilín y bolitas de masa. El siguiente plato fue un increíble tamal de fiesta de azafrán con guisado de pollo, seguido por un sabroso mole coleto con tonos picantes, dulces y amargos que culminan en una impresionante complejidad de sabores.

 

Toda la comida fue maridada con una seductora variedad de bebidas, desde el espirituoso y tradicional Pox, hasta cervezas artesanales y deliciosos vinos. La tarde termino con broche de oro al maridar un espectacular mango tatemado con el típico café de olla de Chiapas, cuyo aroma invade los sentidos y nos hace participes en la rica historia y pasado del estado.

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *