Brunch at Brick

La soleada tarde del domingo la pasé dejándome llevar por el hedonismo y la exquisitez del brunch en The Brick Hotel, donde cada platillo, coctel y momento es una experiencia sensorial placentera y autentica.

Entrar en el vestíbulo de The Brick Hotel en la Ciudad de México es como retroceder en la historia. Las baldosas de cerámica originales bajo nuestros pies, así como los ladrillos utilizados para construir el edificio, fueron traídos desde Inglaterra a principios del siglo XX.

 

Ubicado en el fascinante barrio Roma, The Brick Hotel fusiona lo mejor del lujo contemporáneo con la arquitectura atmosférica de la Belle Époque. Las habitaciones son acogedoras, con suelos de parqué, suaves sábanas blancas y tonos suaves que te nos ayudan a desconectar con estilo después de un día en la ciudad.

Su terraza en la azotea está rodeada de exuberante vegetación y ofrece el lugar perfecto para un aperitivo por la tarde. Mientras tanto, el elogiado Brick Restaurant es un lugar para ver y ser visto mientras nos deleitamos en cocina mexicana moderna y cócteles artesanales.

 

Construido con ladrillos ingleses, The Brick Hotel fue originalmente una gran casa para el primer gerente del Banco de Londres y México. Más tarde fue propiedad del presidente mexicano antes de convertirse en el lugar “to be” para los ricos y famosos en la década de 1930. En su encarnación actual como un hermoso hotel boutique, el edificio vuelve a cobrar vida con el sonido de los huéspedes que disfrutan de su historia única y su impecable hospitalidad.

En el restaurante Cerrajería disfruté del brunch del domingo, degustando joyas culinarias como frescas ostras, salmón con queso crema hecho en casa, ceviche, y una trilogía de pollo: a las brasas, en waffle y barbacoa. Concluyó esta exquisita experiencia con broche de oro: un cremoso cheescake y un mantequilloso pan francés – verdaderos manjares.

 

Maridamos el brunch con una serie de cocteles deliciosos, con intrigantes ingredientes como sal de ceniza y epazote. Sus seductoras presentaciones se enlazan y entremezclan con el fascinante ambiente, relajado y chic a la vez.

 

Una experiencia sensorial de lujo en uno de los destinos más hedonistas de la Ciudad de México, brunch en The Brick Hotel eleva nuestros sentidos y nos hace participes en una aventura de placer culinario única.

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *