Recordando Basilea

Histórica e intrigante la ciudad de Basilea parece una postal. Al estar cerca de las fronteras del país con Francia y Alemania, esta fascinante destino es un caleidoscopio de culturas.

Su vibrante barrio de Steinenvorstadt es una calle peatonal que se encuentra justo al sur del río Rin y se caracteriza por un ambiente animado después del anochecer, especialmente los fines de semana. Es aquí donde me hospedé en mi visita a esta ciudad rica en cultura, en el Art House hotel.

 

Art House alberga exposiciones rotativas que se inclinan hacia los artistas callejeros emergentes, mientras que los chefs del restaurante Souvenir animan a los huéspedes a traer sus propias recetas para una reinterpretación imaginativa. Art House es una atrevida obra de arte que nos inspira a dejarnos llevar por Basilea y sus encantos infinitos.

Desde aquí exploré la vibrante escena artística y culinaria de Basilea. Acudí a increíbles museos en la ciudad con el uso del maravilloso Suiss Travel Pass, que incluye – además de los magníficos trenes del país y excelente transporte publico en más de 90 destinos de Suiza – acceso a más de 500 museos y varias excursiones de montaña entre los majestuosos Alpes.

 

Una de las joyas culinarias que descrubrí fue la Brasserie Les Trois Rois, galardonada con 14 puntos GaultMillau. Aquí me deleite con especialidades de brasserie suizas y francesas, con ingredientes frescos del mercado, que dan testimonio de la riqueza de los productos regionales. El menú ricamente variado y colorido es testimonio de los esfuerzos constantes del equipo del Maitre d’hôtel Hervé Mahler y el Chef Ejecutivo de Cocina Urs Gschwend.

Otro excelente destino gastronómico en esta ciudad es el Atelier Teufelhoff. La palabra atelier viene del francés para taller; es el lugar de trabajo de las personas creativas. El Atelier ofrece cocina mundial de última generación basada en productos suizos y regionales. El foco está en la artesanía; todo está hecho bajo la dirección de su chef, Aschi Zahnd, con un irresistible toque casero.

 

En Basilea fui al famoso Kunst Museum: El Öffentliche Kunstsammlung Basel, la colección de arte municipal de Basilea, se remonta a 1661, cuando la ciudad adquirió el Gabinete Amerbach. Creció de manera constante a lo largo de los siglos, lo que requirió varias reubicaciones dentro de Basilea. El Hauptbau en St. Alban-Graben se inauguró en 1936. Una primera ampliación se produjo en 1980, cuando el Kunstmuseum Basel | Gegenwart abrió sus puertas; en 2016 se agregó un tercer lugar, conocido como Neubau. Dentro de las paredes de estas tres plataformas artísticas del Kunst Museum me encontré con un mundo de arte inolvidable.

También visité la  Fundación Beyeler, que abrió sus puertas el 18 de octubre de 1997, presentando 140 obras de clásicos modernos, incluidos 23 Picassos. La colección general de 200 obras del modernismo clásico refleja las opiniones de Hildy y Ernst Beyeler sobre el arte del siglo XX y destaca características típicas del período, desde Claude Monet, Paul Cézanne y Vincent van Gogh hasta Pablo Picasso, Andy Warhol, Roy Lichtenstein y Francis Bacon. Las pinturas aparecen junto a unos 25 objetos de arte tribal de África, Oceanía y Alaska.

 

Al ras del idílico río Rin en el noroeste de Suiza, Basilea es una expresión artista por el savoire vivre presente en el arte, la gastronomía y la cultura local.

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *