El Tiempo se Detiene en Bierzo

En la DO Bierzo hay un pequeño pueblo donde el tiempo parece detenerse, y el amor por sus raíces culturales se vive y se bebe. Una palabra de su dialecto local ha quedado inmortalizada en un vino con un nivel de sofisticación, elegancia y matiz que no se había visto antes: Paixar 2018.

Paixar significa tierra altas, y los paixares son viñas muy antiguas y de altura, ubicadas en las laderas de una pequeña aldea de la zona de Dragonte, donde las cualidades del suelo pizarroso, el microclima, un suelo y la calidad de los viñedos, se unen para dar vida a uvas deliciosas, que se siembran y se cuidan bajo la filosofía de aplicar una mínima intervención en la elaboración de los vinos, para dejar que la variedad se exprese en todo su potencial.

 

Bodegas Paixar se fundó en 2001, como resultado del talento de los hermanos García, Gregory Pérez y Alejandro Luna, de las Bodegas Luna Berberide. Uniendo sus talentos y conocimientos, y trabajando con los agricultores locales para mantener vivo el patrimonio vinícola que les ha sido heredado, es como ha llegado a nosotros la añada 2018, galardonado con 96 puntos en The Wine Advocate, la guía que abandera Robert Parker, el crítico más influyente del mercado norteamericano.

 

La producción limitada de 10 mil botellas le da a este vino un toque de exclusividad único, como si fuera una joya a la que sólo algunos afortunados tienen acceso. Según el famoso crítico, Paixar 2018 es todo violetas, bayas silvestres y hojas de frambuesa, una cautivadora expresión aromática, floral y elegante de la Mencía de vid vieja de los suelos de pizarra de Dragonte.

Las uvas crecen entre 700 y 950 metros de altitud, en viñas de hasta 80 años que producen alrededor de medio kilo. Son fermentadas en acero inoxidable con levaduras locales y maduradas en barricas de roble francés de 225-500 litros durante 14 meses. Todo el proceso de elaboración es muy clásico, pero el vino tiene un perfil muy moderno y limpio, potente y lleno de energía, a los que se añade una elegante sofisticación y matices cautivantes.

 

Es limpio y floral y tiene una profundidad y matices. Pero es en el paladar y en la sensación de textura bellamente montañosa donde se ve la grandeza de este vino, que tiene todos los ingredientes para desarrollarse durante mucho tiempo. Esta cosecha es considerada la mejor de la bodega, la sutil culminación de los esfuerzos y del trabajo constante.

 

Es un tinto poderoso y concentrado de un seductor rojo picota con reflejos violáceos, donde el potencial de la fruta es la protagonista. Su intensidad y toques minerales, balsámicos y especiados, junto con las notas florales y de matorral, recuerdos a polvo de roca y finos taninos, son un romance para los sentidos. Al ser potente en boca, equilibrado y sabroso, es perfecto para maridar guisos de legumbres, caza menor y ossobuco.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *