Desde Il Bottaccio con Amor

La romántica iluminación crea seductores destellos en el fino mármol de Carrara que brilla por doquier. Rodeada por maravillosas obras de arte, esculturas, pinturas y un diseño de ensueño que mezcla a la perfección el bello estilo tradicional italiano con refinamiento innovador y moderno, salgo a la terraza de mi impactante suite y dejo que mis ojos recorran y acaricien el bello jardín y la histórica casa que alberga este mágico hotel. Me encuentro en Il Bottaccio; una expresión artística de la bella vita italiana…

Un molino de aceite de oliva del siglo XVII convertido en una elegante casa de campo, enclavado en las estribaciones de los Alpes Apuanos, Il Bottaccio es un hotel singular. Cerca de Forte dei Marmi, en la Toscana, esta lujosa mansion, miembro de la prestigiosa colección de hoteles Relais & Châteaux desde 1988, es el resultado de la cuidadosa y cariñosa restauración llevada a cabo por la familia D’Anna, que la transformó en un exclusivo hotel boutique.

 

Ávidos mecenas de las artes, fundadores y propietarios de un exclusivo English College, Il Bottaccio fue durante muchos años su hogar familiar.

 

La familia D’Anna le ha confiado el arte culinario de Il Bottaccio al chef-director Nino Mosca desde hace más de 30 años, y lo ha visto crecer con pasión para convertirse no solo en una institución, sino en la meca de los devotos de la buena cocina italiana. La cocina de Il Bottaccio está hecha no solo de un alimento físico y material, sino también de uno mucho más sutil: un algo invisible hecho de percepciones, sensaciones y emociones generadas por la atmósfera y el medio ambiente.

En el chef Nino está el precioso don del equilibrio, adquirido a partir de años de dedicación, experiencia e introspección, que le permite fusionar una creatividad luminosa con las raíces más profundas de la tradición italiana.

 

Agua y mármol: el espíritu de Il Bottaccio se nutre de estos dos elementos. Es entre el fresco follaje del jardín de Il Bottaccio, atravesado por un arroyo, donde el lujo de la tranquilidad alcanza su máxima expresión.

 

No lejos de la mundanalidad de Forte dei Marmi, este es el punto más estratégico de la región para satisfacer tanto el deseo de tranquilidad como el hambre de cultura. Cada detalle y cada momento de mi estancia ha sido meticulosamente planeada y perfectamente logrado, apoderándose de mi sentidos constantemente y transportándome a mundos de placer infinito.

 

Creado con amor, Il Bottaccio me sedujo…

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *