Entre las Laderas de Saint-Émilion

Un mágico paisaje de viñedos en fomación de cascada se desarrolla en la ladera de Cassevert, con vistas al valle de Saint Laurent. Château Tour Saint Christophe se encuentra en Saint-Christophe-des-Bardes en las fronteras de Saint-Émilion.

El viñedo es una característica única en Saint-Emilion, ya que está parcialmente plantado en terrazas estrechas donde el viñedo se cuida en hileras estrechas. Se encuentra en la denominación Saint Emilion Grand Cru y está en la frontera entre los dos pueblos de Saint-Émilion y Saint Christophe des Bardes.

 

Este micro paisaje se extiende hacia la ladera que domina el valle de St Laurent. El terruño de Château Tour Saint Christophe es arcillo-calizo: suelo de arcilla roja, caliza Astéries con características de caliza carbonatada. El resultado es perfecto: vinos auténticos y excelentes.

 

Su vino San Emilion Grand Cru nos seduce con aromas sensuales de cerezas negras y de cassis. Con cuerpo medio y taninos dulces y suaves, los sabores del roble nuevo está perfectamente integrado. De vuena intensidad, maravillosa longitud y profundidad con una salinidad deliciosa, el gran terruño de Saint-Émilion se traduce puramente en vino.

En el 2015, las bodegas fueron renovadas y rediseñadas para servir mejor a la expresión de este gran terruño. El objetivo de la renovación se centró no solo en conservar lo mejor de sus uvas, sino también en facilitar los procesos de la cosecha. Ahora la bodega es también un laboratorio donde se pueden realizar análisis en profundidad todos los años. Esto les permite cuestionarse continuamente, nunca tener certezas y medir el impacto de diferentes métodos en el vino.

 

El Château Tour Saint Christophe fue adquirido por Peter Kwok y su hija Karen en 2012. El visionario Peter Kwok creó el Grupo Vignobles K, una empresa familiar que reagrupa siete propiedades vitivinícolas, situadas en los mejores terruños de cuatro prestigiosas denominaciones de Burdeos.

 

Para Peter Kwok, hacer vino en Burdeos es parte de su larga historia de amor con la cultura francesa. Sus padres lo criaron en Saigón, Vietnam, donde nos dice que admiraba la arquitectura francesa, el café tostado oscuro y los baguettes crujientes. Adquirió Chateau Haut-Brisson en 1997 debido a su pasión por Francia y para que sus hijos se adormezcan con la cultura francesa. El resultado ha sido la creación de viñedos, Chateaux y vinos memorables.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *