Fuera del estereotipo: vino de Alaska con certificación de origen

La idea de que sea posible cultivar uvas y producir vino en un lugar tan frío como Alaska puede parecer algo descabellado, sin embargo, una empresa se decidió a romper el paradigma y darle al mundo una selección de vinos que ha recibido premios a su calidad e inspirado a otros viticultores para producir vino al norte del continente.

Estados Unidos y la producción de vino más allá de California

Al hacer referencia a los vinos producidos en los Estados Unidos, una de las primeras referencias es Napa Valley, en California, región que se caracteriza por la calidad de vinos que este suelo es capaz de producir. En este contexto, se han escrito libros alrededor de la cultura vinícola en California, su historia y las características geográficas que han hecho a los vinos producidos en esta región tan populares alrededor del mundo.

La temperatura del ambiente es un factor fundamental para la el crecimiento de las viñas, de la misma forma en la que la altura a la cual se cultivan las uvas tiene un impacto directo en el color, acidez, aroma y sabor del vino. De esta forma, el encontrar una productora y bodega de vino en Alaska, que ofrece una variedad de vinos que mezclan sabores de bayas cultivadas en el mismo terreno, se convierte en un hecho digno de llamar la atención.

Alaska: tierra de montañas, bosques, osos y vino

El territorio de Alaska se destaca por su naturaleza salvaje y llena de vida, con espectaculares montañas, bosques, glaciares y ríos, además de una flora y fauna que incluye osos, salmones, alces y lobos, la cual ha sido fuente de inspiración para representar a este maravilloso territorio en la cultura popular. Ejemplos de ello aparecen en películas como El llamado salvaje (2020) o Hacia rutas salvajes (2007), además de ser representada en casinos a través de slots como Alaskan Fishing, donde la vida en la naturaleza y los maravillosos escenarios del paisaje de Alaska son los protagonistas.

Ubicada entre el golfo de Alaska y el Parque Nacional Denali, la empresa productora y envasadora Alaska Berries se enorgullose en ser la primera y única bodega certificada como Alaska Grown, además de ya haber recibido premios a la calidad de sus vinos. Con mezclas de bayas de la región como arándanos, frambuesas, fresas y bayas de Saskatoon, entre otros, esta empresa produce vinos de manera artesanal con invernaderos que ayudan a mantener el microclima necesario para que sea posible producir vino en este paraíso de la naturaleza.

Sin embargo, Alaska Berries no es la única productora de vino en este rincón del mundo, ya que empresas como Bear Creek Winery y Alaska Denali Winery también han buscado aprovechar los recursos naturales de este estado al norte del continente, para producir sus propios vinos y ofrecer variedades como Pinot Noir, Chardonnay o Riesling a sus clientes.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Alaskaberries (@alaskaberries) on

La evolución de la producción de vino

El vino es una bebida que ha estado entre los seres humanos desde hace milenios, y podemos resaltar a Kakheti, al pie de las montañas del Cáucaso en Georgia, como la cuna mundial del vino, ya que es aquí donde se ha cultivado la uva para producir vino por más de ocho mil años. Con bodegas que utilizan más de 40 variedades de uvas para producir vino, las cuales son recogidas a mano para pisarlas y fermentarlas dentro de villa juanas bajo la tierra, los métodos tradicionales para crear vino aún se siguen utilizando en estos valles del otro lado del mundo.

Por su parte, y tal como lo describe la plataforma WRadio, la producción de vino en México se lleva a cabo con procesos controlados a cada detalle, en los cuales factores como la temperatura, humedad y luz determinan la velocidad con la cual evoluciona el vino mientras se encuentra en reposo. Las primeras vides llegaron a México junto a los conquistadores españoles, y han extendido su siembra en regiones como Querétaro, Guanajuato, Baja California y Sonora, las cuales, al igual que el valle de Kakheti en Georgia, difieren notablemente en condiciones ambientales con las de Alaska, en los Estados Unidos.

 

La producción de vino en Alaska es un hecho destacable debido a que se aleja de gran parte de los preconceptos que existen sobre las necesidades ambientales necesarias para producir vino de calidad. Por esta razón, el desarrollo de un microclima ideal para el crecimiento de la vid, y el lento proceso de evolución que las bajas temperaturas de este paraíso salvaje le ofrecen a los vinos producidos en Alaska, se convierten en la fuente de los particulares aromas y sabores que caracterizan a estos vinos únicos en el mundo.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *