Recordando las Haciendas de Luxury Collection Marriott

La exclusiva colección de históricas haciendas de Luxury Collection Marriott está compuesta auténticos portales al pasado, cuya riqueza cultural y belleza estética deslumbra. Ubicadas en los intrigantes estados de Campeche y Yucatán, cada una con sabor único y alma propia, pero a la vez compartiendo un aire y un ambiente con las demás, como una piedra preciosa en una reluciente joya, nos envuelven en la cultura donde se encuentran.

Nos sumergimos en el pasado al momento que cruzamos el impactante arco de piedra de la Hacienda San José. Pequeños senderos empedrados se deslizan entre la exuberante vegetación, invitándonos a perdernos entre antiguos árboles. Unas cómodas hamacas sobrevuelan la larga alberca del hotel, sobrevolando tranquilamente el sereno paisaje.

 

Una antigua casa de plantación, la Hacienda San José emana un ambiente cargado de historia. A unos minutos se ubicael centro arqueológico de Chichén Itzá y a los alrededores nos encontramos con auténticos y pintorescos pueblos yucatecos, donde conviven austeras y antiguas iglesias con casas de típica arquitectura maya.

Dentro de los antiguos plantíos henequeros de la Hacienda Temozón, se encuentra el Cenote Sacamocuy, casi oculto en la vegetación. Otro cenote ha sido creativamente convertido en el spa del hotel, donde nos podemos dar un exquisito tratamiento a la música de pequeñas gotas de agua que caen en la profunda obscuridad de la cueva.

 

Un mundo de belleza natural incomparable nos espera al adentrarnos en los bosques tropicales de la península de Yucatán. La profunda sombra de altos árboles ocultan tesoros, esperando ser descubiertas por un viajero curioso. Esta es la tierra de los cenotes, maravillas naturales de belleza mística.

Mi ultima parada en Yucatán nos transporta al pasado dorado del país. Elegante y sofisticada, la Hacienda Santa Rosa solía ser la finca privada de un miembro de la nobleza y vestigios de ese antiguo lujo sobreviven en sus sofisticadas columnas, jardines y románticas fogatas nocturnas.

 

Con solamente once habitaciones, este refinado espacio nos apapacha con perfecta exclusividad. Una obra de arte del siglo 17, la Hacienda nos incita a dejarnos llevar por su carácter único y la fascinante cultura que la rodea.

Mi aventura por las Haciendas de Luxury Collection Marriott continúo en Campeche, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En esta prestigiosa dirección se encuentra una fascinante conglomeración de antiguos edificios, bellamente e ingeniosamente restaurados para convertirse en un divino hotel boutique: Hacienda Puerta Campeche.

 

Esta magnífica construcción del siglo XVI es un portal al pasado, donde la historia cobra vida. Usando la imaginación y ruinas de los edificios, se crearon ahí espacios únicos y albercas que deambulan entre muros y puertas, jugando con nuestros sentidos.

Una icónica e impactante ceiba reina sobre las magnificas construcciones del año 1700 que conforman a la reconocida Hacienda Uayamón. Combinando un rico patrimonio con espacios de exquisitez extraordinaria, el hotel refleja la sofisticación de un resort de lujo y a la vez mantiene nuestro enfoque en la belleza natural donde se encuentra.

 

Altos arcos de piedra, imponentes columnas que se alzan en medio de la alberca, lujosas villas con muebles de madera, vastos jardines y una deslumbrante capilla son algunos de los detalles que hacen sobresalir a este portal al pasado.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *