Sherry Week

Del 4 al 10 de noviembre, estaremos celebrando la sexta edición de la International Sherry Week, en la que más de 30 países se unen para disfrutar del encantador sabor del Vino de Jerez, como Argentina, Australia, Austria, Canadá, Francia, Alemania, Irlanda, Japón, Suiza, Inglaterra y Estados Unidos.

Desde su primera edición en el año 2014, este festejo ha ido conquistando a cada vez más personas, con hasta 2000 eventos en restaurantes, bares y tiendas especializadas. Su éxito ha sido tan grande, que esta semana se ha consolidado como una de las más importantes para los amantes de la gastronomía y del vino.

 

Los vinos únicos de Jerez sólo se producen en tres ciudades del sur de España: Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y el Puerto de Santa María. Son una auténtica algarabía de sensaciones, pues además de deliciosos son versátiles, y tienen la cualidad de conquistar a gente de diferentes edades, son tan variados que se dice que hay un vino de jerez ideal para maridar con cada plato.

 

Este año en México, una de sus sedes es el restaurante La Gloutonnerie, ubicado en la icónica avenida Campos Elíseos. Su decoración y su ambiente íntimo lo convierten en un lugar perfecto para relajarse, y disfrutar de una deliciosa comida rodeados de las mayores comodidades.

Para la Sherry Week, se preparó un delicioso menú especial que nos roba el aliento y nos enamora, junto con la Bodega Yuste. La historia de esta bodega inició con Francisco Yuste, llamado cariñosamente Paco, un distribuidor y comerciante que ha estado produciendo vinos de Manzanilla durante más de 25 años. Su espíritu visionario, lo llevó a adquirir la marca Aurora y la solera de una bodega histórica, y eso es parte de su éxito como productor de jerez y brandy de DO JEREZ – XERES – SHERRY, con fechas de  mediados del siglo XVIII.

 

El jerez Manzanilla San León representa la esencia del Barrio Bajo de Sanlúcar y la cercanía al mar, es intensa y punzante, con matices y con la frescura del sistema de criaderas y soleras. Tiene una intensidad aromática media-alta con notas de levadura, y en boca la sensación es seca, yodada, compleja y delicada. Para esta delicia de color dorado pajizo, limpio y brillante, el maridaje es Langostino con mantequilla de nuez, melocotón y flores.

Uno de los grandes favoritos es Amontillado 1822, de primerísima calidad y uno de los más viejos en crianza del Marco de Jerez, de las soleras prefiloxéricas del Conde De Aldama. Su intensidad aromática muy alta se acompaña de una agradable persistencia eterna en boca, donde deja una sensación envolvente y elegante. Uno de los muchos maridajes para este joya líquida es el robalo rostizado en costra de frutos secos, salsa ahumada de té negro y vainilla.

 

El Moscatel Pico Plataes un vino dulce natural monovarietal de uva Moscatel, de viñedos cercanos al mar, envejecido en botas centenarias en crianza dinámica de criaderas y soleras. Su sensación de aromas florales y notas cítricas, se acompaña de un sabor denso e intenso sabor a frutas, cacao, pasas, y dátiles, lo que hace que sea un compañero ideal de queso azul con pan de arándanos.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *