4° Festín de Comida Mexicana con Vinos de Rioja

Rioja, la Denominación de Origen más antigua en España que desde 1991 se ha convertido en la primera Denominación de Origen Calificada dando mayores garantías respecto a la calidad y autenticidad de sus vinos y una de las pocas que exige el embotellado en origen para toda su producción, se sigue reinventando y trabajando en todos sus mercados.

Con esta motivación, el pasado miércoles 21 de agosto se llevó a cabo el 4º Festín de Comida Mexicana con Vinos de Rioja en La Hacienda de los Morales, un restaurante emblemático de la Ciudad de México. El objetivo, nuevamente, era presentar la gran variedad de vinos de Rioja que se encuentran en nuestro país y mostrar, mediante un ejercicio de maridaje con gastronomía mexicana, los diversos estilos que se adaptan, de manera espectacular, a diferentes platillos y a cualquier paladar.

 

En esta ocasión, se decidió presentar algunos platillos típicos de la cocina mexicana, como los tacos de barbacoa, las infaltables y versátiles quesadillas, tlacoyos de frijol, ensalada típica de nopalitos, sopas tradicionales y un jabalí a las brasas que sorprendió a todos.

En punto de las dos de la tarde, los invitados convocados, que incluyeron a personalidades del medio gastronómico, medios de comunicación tradicionales y digitales así como algunos influencers, se dieron cita para escuchar la bienvenida a cargo de Mónica Moreno Arellano, representante de la DOCa Rioja en México, quien habló de los nuevos cambios en las definiciones de las categorías tradicionales Reserva y Gran Reserva, así como la aprobación por el Pleno del Consejo Regulador de la DOCa Rioja para identificar la procedencia de los vinos de Viñedos Singulares, los vinos de Municipio y los vinos de Zona.

 

Además de las ya exitosas categorías actuales de los vinos de Rioja -Genérico, Crianza, Reserva y Gran Reserva-, la nueva mención busca diferenciar de su entorno un viñedo concreto de un paraje y plantea unas exigencias acordes con la política de calidad y de autenticidad que se ofrecen a los consumidores por parte del correspondiente Consejo Regulador.

Asimismo, Rioja ampara, por primera vez, la producción de vinos espumosos blancos y rosados de calidad.

 

Un grupo de cuerdas amenizó la comida. Al frente se dispuso una barra con alrededor de 40 vinos de Rioja, entre blancos, rosados y tintos Jóvenes, Crianza, Reserva y Gran Reserva, de los cuales los invitados podían elegir para armonizar los platillos mexicanos. Desde luego, en las mesas se encontraba una tarjeta con las sugerencias de los Educadores de Rioja Certificados: Claudia Ibarra, Pilar Meré, Marco Flores, Raúl Vega y Vicente Mendoza; y atrás de la barra de la gran selección de vinos, cuatro jóvenes sommeliers dispuestos a asesorar a los asistentes sobre las diversas opciones, degustando previamente los excelentes vinos riojanos.

 

Una mesa de postres, dulces y botanas dio una dulce nota al Festín, que se desarrolló en un ambiente de grandes experiencias al encontrar el perfecto maridaje de la Gastronomía Mexicana con los Vinos de Rioja.

 

La DOCa Rioja es una de las preferidas por el consumidor mexicano, y para esta Denominación de España, México es un país muy importante dentro de su ámbito de exportación y presencia internacional.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *