Alrededor del Mundo con Mandarin Oriental

Siempre evocando lo más distintivo de donde se encuentra, sumergiéndome a la vez en una sofisticación exquisita, la lujosa cadena hotelera de Mandarin Oriental, presente en las más majestuosas metrópolis del mundo, me ha llevado de la mano a descubrir lo mas auténtico y bello de fascinantes destinos.

Bangkok:

 

El día comienza con el suave ir y venir de pintorescos barcos de madera en el río Chao Phraya, su agua reflejando los dorados rayos del sol, deslumbrante. Desde una elegante plataforma que sobrevuela este turbulento cuerpo de agua me dejo llevar por el aroma a té de jazmín que invade cada rincón de la alocada ciudad de Bangkok.

 

Es aquí donde, en 1974, el hotel The Oriental en Bangkok, que ya era reconocido como uno de los hoteles más legendarios del mundo, fue parcialmente adquirido por el Grupo Mandarin Oriental. Junto con el hotel Mandarin, este se convirtió en un emblema de la compañía, de la cual proviene su nombre que es hoy en día sinónimo de sofisticación y la más alta hotelería.

 

Miami:

 

Miami es un destino tanto de relajación como de aventura y emoción. Magníficos restaurantes, bares, playas, spas y lujosos hoteles nos abren las puertas a mundos de placer a nuestro gusto, hechos a la medida.

 

Un espacio de sofisticación, lujo discreto y este toque relajado pero chic que tanto nos gusta de Miami, Mandarin Oriental está ubicado en el entorno aislado de una isla privada rodeada de agua y de pintorescas vistas, y la vez a poca distancia del centro de la ciudad de Brickell. La decoración moderna y sofisticada del hotel se acentúa con elementos asiáticos de la firma para proporcionar un refugio tranquilo y elegante. Con una piscina privada de borde infinito y un exótico spa de día, el hotel ofrece un sabor de serenidad asiática en una metrópolis que está siempre bañada por el sol.

Tokio:

 

Elegantes e imponentes rascacielos se elevan por encima de los templos, palacios y monumentos de la historia ciudad de Tokio, la capital de Japón. En esta vibrante ciudad el pasado y el presente se mezclan, juegan y se combinan, creando un ambiente que se mece constantemente entre lo histórico y lo moderno.

 

De lujo contemporáneo con toques tradicionales, Mandarin Oriental, Tokio se alza por encima de las elegantes tiendas de Nihonbashi. Conocido por su gastronomía, el hotel es hogar a joyas culinarias que expresan lo más exquisito de la magnifica cocina japonesa e internacional. Un ‘Oasis en el Cielo’, esta alta estructura exude un estilo fresco y joven, que a su vez nos inspira a dejarnos llevar por la magia de esta intrigante ciudad.

Shanghái:

 

Shanghái, el vibrante corazón de China, es una ciudad que parecería pertenecer más al futuro o a una dimensión alterna que a nuestra realidad cotidiana. Las cimas de sus altos rascacielos se pierden entre las nubes y sus calles son una mezcla entre largas avenidas, mercados infinitos, largas caminatas al borde del río e históricos recorridos.

 

Alzándose magnifico y majestuoso en las orillas del río Huangpu, el hotel Mandarin Oriental Pudong es la perfecta combinación de estilo auténticamente Chino, confort de lujo y servicio de excelencia. Atrevido en su diseño, el hotel luce los aspectos más sofisticados de la ciudad donde se encuentra, seduciéndonos con su estilo único y espacios de lujo desmesurado.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *