Desde St Regis Bal Harbour con Amor

El mágico resultado de la intrigante mezcla de mar, arena, sol y la clásica elegancia de St. Regis hacen de Bal Harbour un espacio que nos seduce y enamora a todos los viajeros que buscamos sofisticación y alta gastronomía en uno de los destinos más codiciados del mundo: Miami.

Escondido en el extremo norte de Miami Beach y a solo 15 minutos de todas las tiendas de alta gama de South Beach, el St Regis Bal Harbour Resort se distingue por sobresaliente su aspecto. El vestíbulo es grandioso, con brillantes pisos de mármol oscuro, techos altos y extravagantes candelabros de cristal.

 

Sus suites son portales a mudos de placer – una paleta de colores neutros junto con espectaculares vistas al mar desde la terraza lo convierten en uno de los lugares más relajantes para regresar por las noches o para compartir una copa de al aire libre burbujeante. Para ver el atardecer me dirijo a entre cualquiera de las piscinas infinitas frente al mar del hotel, donde vivo momentos únicos.

 

La ciudad de Bal Harbour se ha convertido en un destino en sí mismo dentro de Miami, donde marcas de lujo, la alta hotelería y los mejores restaurantes gourmet se unen en un entorno moderno y sofisticado. Es aquí que elegante y clásico, se alza el alto edificio de St. Regis Bal Harbour Resort, con sus pies en la arena y su cabeza en las nubes.

Galardonado con el Forbes de cinco estrellas y el codiciado premio AAA de cinco diamantes en el año 2015, este maravilloso hotel un refugio sin igual. Es elegancia frente al mar, gusto clásico, servicio y comodidades de primera.

 

Aquí podemos dejar ir de todo y gozar de placer absoluto, dejándonos seducir por la perfección de su servicio y exquisitez de su gastronomía. Evocando el contraste de azul brillante y blanco de Santorini, su restaurante Atlantikós se destaca por su auténtico ambiente de restaurante griego. Este restaurante en el interior y al aire libre fue diseñado por Michael Wolk Design Associates, transportándonos con sus colores azul y blanco a los pequeños pueblos de las islas griegas: toda una experiencia sensorial de placer puro.

 

Bal Harbour tiene un charm único, so sabor tan especial, tan suyo, nos seduce. Será el calor, las palmeras, la gente o la vibra cosmopolita, esta increíble ciudad siempre ha logrado atraer a viajeros de todo el mundo.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *