Festival del Chateaubriand

Les Moustaches es un templo para el bon vivant que tiene, como ningún otro lugar, el toque perfecto entre buen gusto, historia y una gastronomía espectacular. Para quienes hemos tomado el estandarte sibarita como estilo de vida, y para los gourmants que exigen sólo lo mejor, es el lugar de encuentro para complacer los deseos gastronómicos en un ambiente elegantemente acogedor.

Dentro de los muros de esta hermosa mansión porfiriana, ubicada a unos metros de paseo de la Reforma, se exaltan los sabores más evocadores de la cocina francesa, a través de sus ya tradicionales festivales, enfocados en preparar diversos platillos con base en un ingrediente en común. Hasta hace unas semanas, pudimos disfrutar del Festival del salmón, y ahora con gran entusiasmo, recibimos el Festival del Chateaubriand.

 

Es gracias al vizconde de Chateaubriand, amante de los cortes de carne, y al ingenio de su cocinero, que gozamos hoy del sabor exquisito del corte que carne que lleva su nombre, preparado con una técnica especial con la que se logra obtener un corte jugoso, tierno, de aspecto rosado y tentador, y de sabor sublime.

 

Este corte de carne es el más jugoso y exquisito que se corta del solomillo, es grueso y de gran tamaño, se prepara a la parrilla y se sirve con salsas delicadas.  Por su especial preparación, el Filete Chateaubriand es uno de los platillos más elegantes del mundo gourmet, y está entre los cortes más codiciados y elegantes que se pueden probar, por lo que este festival debe marcarse en el calendario como un evento imperdible. Su sabor delicioso es tan incomparable, que el vizconde logró impresionar a Napoleón con su receta.

 

Continuando con la tradición, en Les Moustaches se prepara el filete para dos personas, y las diferentes versiones que presenta en su menú especialson una tentación para regresar una y otra vez a probarlas todas:

Para maridar estas delicias, qué mejor que un rico vino tinto escogido del selecto menú de vinos, entre los que destacan los especialísimos y valiosos Chateau Petrus 1988, Chateau Haut Brion, Chateau Margaux y Echezeaux. Entre las opciones de vinos mexicanos, el Gran Ricardo de Monte Xanic, y el Casa Grande Shiraz de Casa Madero, son Premiums perfectos.

 

Para convertir la visita en un recuerdo inolvidable, no pueden faltar las burbujas de la Maison Moët & Chandon, con una gran variedad de opciones de champaña como la Moët & Chandon en sus presentaciones Brut, Néctar, Rosé y Vintage, además de Veuve Clicquot y Dom Perignon.

 

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *