Magia en Praga: The Augustine, a Luxury Collection Hotel

Ubicado en el corazón de la histórica Praga, The Augustine, a Luxury Collection Hotel, se encuentra entre el antiguo edificio del Castillo de Praga y el Puente de Carlos del siglo XIV. Construido principalmente como un monasterio agustino en 1284, este magnífico hotel está formado por siete edificios que han sido renovados sensiblemente para garantizar que el ambiente etéreo y sagrado se haya mantenido fielmente.

Los edificios del monasterio fueron confiscados de los monjes agustinos durante la era comunista de Checoslovaquia, y fueron devueltos después de la Revolución de Terciopelo en 1989. Varios monjes practicantes comparten los claustros del edificio y viven en cuartos separados, adyacentes a los terrenos del hotel. La reconstrucción del hotel comenzó en agosto de 2006 y ha involucrado las minuciosas restauraciones y la reparación de las características arquitectónicas características del edificio.

 

Con más de 4000 metros cúbicos de excavaciones arqueológicas, el diseño del hotel se ha visto influenciado por el diseño de los edificios históricos, los claustros y los patios, lo que ha dado lugar a muchas características y espacios notables. Fue una de las reconstrucciones más grandes y complejas de edificios históricos en Praga, que abarca la arquitectura desde el período gótico hasta el siglo XIX.

 

Con una entrada directa desde el hotel The Augustine a la La iglesia de Santo Tomás, los huéspedes pueden admirar el hermoso arte durante una visita guiada con uno de los monjes. Varios monjes practicantes comparten los claustros del edificio y viven en cuartos separados, adyacentes a los terrenos del hotel.

El hotel refleja la magia de su ubicación única y su fuerte vínculo con el patrimonio cultural de Praga y su rica historia monástica. The Agustine preserva la historia y nos hace partícipes en ella.

 

El pasado del edificio se refleja en cada rincón: desde las antiguas celdas convertidas en cómodas y lujosas habitaciones hasta los frescos originales que decoran muchas partes del hotel, los ocho siglos de acontecimientos de este majestuoso edificio se ven claramente en todos los detalles minúsculos de la propiedad.

 

Praga, este ágica ciudad de puentes, catedrales, torres con puntas de oro y cúpulas de iglesias, se ha reflejado en la superficie del río Moldava, lleno de cisnes, durante más de diez siglos. Praga es una ciudad con un ambiente auténtico y mágico. Hay una historia detrás de cada esquina, historia en cada calle, sabor único en cada cafetería y magia en sus lujoso hoteles.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *