Desde NIZUC Resort & Spa con Amor

Sobria y elegante, la arquitectura de NIZUC Resort & Spa está diseñada para deslumbrar pero también para que los huéspedes deseemos detener el tiempo y capturar su esencia. Un espacio de paz inmensurable, de armonía perfecta y de belleza absoluta esta joya hotelera de Cancún siempre logra robarme el aliento.

Sus techos altos, espacios abiertos, acabados finos y vistas espectaculares son parte del encanto de este templo dedicado a la relajación y el descanso. Cuando el lujo y la belleza natural se mezclan, el resultado es magia; esto es NIZUC Resort & Spa, un santuario para los sentidos donde re-conectamos con la naturaleza y nos dejamos apapachar por su exquisitez y elegancia.

 

El agua casi inmóvil, estática, que se desliza suavemente entre los manglares es completamente transparente y el impactante mar caribeño cambia de colores constantemente: desde un azul aqua hasta tonos verdosos y colores mas obscuros, casi morados.

 

El hotel se extiende en una tranquila y hermosa playa de aguas turquesa, en una superficie de doce hectáreas con instalaciones que ofrecen una extraordinaria comodidad y reflejan el buen gusto. Esta lujosa escapada de la realidad tiene dos áreas de alberca, una solo para adultos y otra familiar, al igual que una zona de playa y restaurante sólo para adultos. Horas de sol, arena y mar se extienden hasta el infinito…

Un edén gastronómico, NIZUC Resort & Spa nos apapacha con espacios donde el arte culinario ha sido llevada a su máxima expresión. Un recorrido por estas joyas gastronómicas es un deleite para los paladares mas rebuscados, donde en cada instante nos invaden sensaciones de profunda estimulación y hedonismo.

 

El magnífico Indochine ofrece un paseo por diferentes regiones de Asia de la mano de su Chef Alicia Padilla, en un ambiente acogedor orientado al espejo de agua y con el mar al fondo. Exquisitez y pasión por el arte culinario marcan los sabores y aromas de la compleja cocina asiática, lograda a la perfección por la talentosa chef y su equipo.

 

Ramona, insignia de NIZUC Resort & Spa, es un santuario para los sentidos, donde cada instante y cada bocado son obras de arte. El Chef Eduardo Torres convierte una cena en una experiencia sensorial, re-creando platillos típicos de la excelente cocina mexicana con toques creativos y únicos, inspirado en los ingredientes locales, la cocina de su madre y la vibrante cultura del país.

 

Un espacio de lujo y sofisticación, NIZUC Resort & Spa ha sido y siempre será un lugar de magia pura y, claro, de excelencia gastronómica inigualable.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *