Desde Lutetia Paris con Amor

En la tarde del 28 de diciembre de 1910 todos los miembros de la alta sociedad parisina se reunieron para celebrar la inauguración del primer hotel de lujo en el Rive Gauche de Paris, en la esquina de Boulevard Raspail y Rue de Sèvres. Una gran fiesta y baile marcó el nacimiento de lo que en poco se convertiría en uno de los hoteles más icónicos de Paris: The Lutetia.

La elegante zona de Saint-Germain-des-Près es el hogar de elegantes tiendas, restaurantes y impactante la Iglesia medieval de Saint-Germain-des-Prés, la más antigua de París. Es aquí donde nos espera la magia de The Lutetia, miembro de The Leading Hotels of the World – una maravillosa colección de hoteles de lujo independientes, únicos y poco comunes que nos sumergen en los destinos más mágicos del mundo.

Seductor, clásico e infinitamente bello se alza The Lutetia Paris, sumergiéndonos en un mundo de lujo y sofisticación al momentos que entramos por sus puertas, dejándonos llevar por un estilo de vida que evoca lo más autentico de la cultura francesa, jugando a la vez con diseño contemporáneo y toques modernos.El hotel cerró sus puertas durante cuatro años, un interludio dedicado a restaurar y renovar este legendario establecimiento de herencia francesa.

El diseño del edificio fue un movimiento audaz del art nouveau al estilo emergente del art deco, insignia para el arte de vivir francés y símbolo de prestigio y refinamiento.The Lutetia ha sido el punto de encuentro de los grandes artistas del siglo XX, como Ernest Hemingway, Josephine Baker, Pablo Picasso y muchos más.

 

Desde su ubicación histórica en el Rive Gauche, The Lutetia se asoma a la primera tienda departamental construida en París, el famoso “Le Bon Marché”. Lejos de ser una coincidencia, hubo una razón muy práctica detrás de la idea, que tomó forma en 1907, para construir el hotel en este lugar. Para los descendientes de la familia Boucicaut, quien fundó Le Bon Marché, era perfecto para alojar a clientes y proveedores.

Como un reflejo de la tienda, un hotel fue construido con una modernidad y elegancia equivalentes en términos de funcionalidad y estilo. La nueva Lutetia combina esta herencia con lujo atemporal – el objetivo en términos de la arquitectura del hotel fue claro: preservar las partes históricas (frescos, dorados y molduras) para que se integren a la perfección con un entorno nuevo y contemporáneo.

 

Desde esta joya hotelera me enamoro una vez más de París, donde delicadas nubes danzan en la suave brisa del río Sena y en el aire hay un aroma a baguette recién horneado y a romance.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *