Placeres Sensoriales: Riedel y Rioja DOCa

Durante las catas de vinos, es muy común ver las expresiones de sorpresa en los asistentes cuando detectan aromas de chocolate, especias, frutos, flores, vainilla y maderas. Los menos tímidos preguntan si al vino se le agregan esos aromas, pues a veces es complicado comprender cómo es que las uvas puedan adquirir todos esos matices. La verdad es que lo único que se le agrega al vino es el amor de la tierra en la que se cultivan las vides, y la pasión de todas las manos que se involucran en su elaboración.

En la DOCa Rioja son expertos en elaborar vinos emotivos, cargados de sensaciones, llenos de aromas y sabores tan cautivantes como los viñedos que alegran sus paisajes. Rioja es la Denominación de Origen más antigua de España y la primera en ser nombrada como Denominación de Origen Calificada. Sus procesos de elaboración son respetuosos con el ambiente y con las tradiciones locales, y nos transmiten el cariño con el que se elaboran los vinos de esta tierra famosa en todo el mundo.

 

Según el proceso tradicional de envejecimiento, los vinos riojanos se agrupan en cuatro categorías, cada una con sus características particulares y una personalidad única: genérico, crianza, reserva y gran reserva. Beber un vino riojano es una experiencia hedonista, y hacerlo en la copa correcta le da al momento una gratificación incomparable.

 

Descubrir las cualidades de un riojano en una cata no es lo único que sorprende, el tipo de copa en la que se bebe hace que su percepción sea totalmente diferente. Muchos se preguntan cómo es posible que una copa cambie el sabor del vino, de hecho, es común también que se crea que se está tomando un vino diferente. Una mala copa puede hacer que el mejor vino sepa amargo, pero al beberlo en una Riedel se descubren sus aromas, sus sabores y su hermoso color.

No se trata de magia, sino de ciencia. Hace más de 200 años, la familia Riedel descubrió que la mejor manera de apreciar un vino es en una copa sin adornos, lisa, de cristal delgado y transparente. En la creación de las copas se siguió el principio de diseño del Bauhaus: “la forma sigue a la función”. Así es que las copas se idearon de forma elegante y funcional, y para darle el lugar protagónico al vino.

 

La copa Riedel Vinum Tempranillo está diseñada específicamente para descubrir las cualidades de la uva insignia de la DOCa Rioja. Su diseño logra involucrar todos los sentidos, mediante el diseño alto y generoso de su cáliz, de manera que los aromas queden atrapados y se descubran en nariz, mientras que en su borde estrecho se resaltan los sabores y da final elegante.

 

Riedel es el instrumento para apreciar las cualidades de un buen vino riojano, pero otro factor importante es la evolución del catador: mientras más vino se beba más oportunidades tendrá la nariz para familiarizarse con el gran abanico de aromas que nos espera en cada copa.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *