Cenando en The Edvard

Las sardinas, la berenjena y la puntarelle se mezclan con el jugosos cores de carne, salsifí y moras. El origen del chef Thomas Pedevilla del Tirol del Sur se puede adivinar a partir de los sabrosos ingredientes de sus platillos. Pedevilla le agrega un encanto alpino y un estilo mediterráneo a la reconocida cocina del famoso restaurante The Edvard en Kempinski Palais Hansen, la calidad y la estacionalidad son cruciales para él: “Obtengo mis inspiraciones culinarias de la naturaleza y las estaciones en Europa, así como de mis viajes, de mercados exóticos y de comida callejera simple. Es increíblemente divertido crear nuevas y emocionantes combinaciones”, dice Pedevilla.

Thomas Pedevilla descubrió su amor por la comida y la cocina desde joven. Durante años, su familia dirigió un hotel en Tirol del Sur, así que él ya tenía una fuerte conexión con la comida cuando era niño. “Siempre fue importante para mi familia cocinar adecuadamente y sentarse juntos en una mesa para cenar. Es una hermosa tradición que quiero continuar con mis platos: cuando los invitados están en el restaurante, todo lo que importa es la comida, la compañía, el disfrute y nada más “.

 

Después de graduarse en la Escuela de Administración Hotelera en Meran, Italia, Pedevilla continuó su educación en varios hoteles y restaurantes de primer nivel, como los restaurantes con estrella Michelin “Tantris” en Munich, “Ikarus” en Salzburgo y “Vila Joya” en Portugal. Con solamente 4 meses con The Edvard el chef le volvió a ganar la estrella Michelin.

Galardonado con una estrella Michelin cada año desde 2014 y con 16 puntos Gault & Millau, The Edvard es la joya de la corona de la alta gastronomía Vienesa. Aquí pasé horas deleitándome en las maravillas culinarias del talentoso chef Thomas Pedevilla y una amplia variedad de platos artesanales que se pueden disfrutar con sus menús de degustación de cinco, siete y nueve platillos.

 

Proporcionando una cocina moderna con un toque, The Edvard ofrece una experiencia culinaria como ninguna otra. Es la amalgama de talento, excelentes ingredientes y composiciones que le han asegurado un lugar en la guía Michelin durante tanto tiempo. De la mano de su excelente sumario de su carta de vinos, seleccionando el acompañamiento perfecto con elixires Austriacos e internacionales, cenar aquí es una experiencia inolvidable.

 

Uno de los elementos más importantes en un viaje es la gastronomía. Vivir nuevas, diferentes y buenas experiencias culinarias es esencial cuando se visita algunos lugares, entendiendo mejor así su cultura y la misma vez delátanoslos en placeres sensoriales. De la mano de los magníficos hoteles Kempinski, este anhelo se vuelve realidad.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *