Los Deleites de Krug

Krug siempre ha estado a la altura de su reputación como la primera y aún única Maison de Champagne en crear solo Champagnes de prestigio cada año desde su fundación.

La Maison fue fundada en Reims en 1843, por Joseph Krug, un visionario inconformista con una filosofía intransigente. Entendiendo que la verdadera esencia de Champagne es el placer en sí mismo, su sueño era ofrecer el mejor Champagne cada año independientemente de las variaciones climáticas. Prestar mucha atención al carácter del viñedo, respetar la individualidad de cada parcela y su vino, así como la construcción de una extensa biblioteca de vinos de reserva de muchos años diferentes.

 

Con un enfoque muy original de la fabricación de Champagne, se decidió ir más allá de la noción de la cosecha para crear la expresión más completa de Champagne. Así, fundó una Maison en la que todos los Champagnes son del mismo nivel de distinción, los cuales ilustra una expresión particular de la naturaleza.

 

Seis generaciones de la familia Krug han perpetuado este sueño, enriqueciendo la visión y el saber hacer de su fundador. Krug, es la única gran casa de champagne que produce exclusivamente cuvées de prestigio y cada uno de los champagnes de su gama reflejan esta filosofía.

Hoy, la casa Krug es el resultado de una continuidad, de perspicacia, de artesanía y de compromiso, lo cual es una rareza absoluta en cualquier tiempo o lugar. Las generaciones sucesivas de la familia Krug, continúan con el autentico espíritu de Krug.

 

Cada botella de champagne de Krug tiene una historia que contar.Desde el 2011, Maison ha invitado a los amantes del champagne a entrar en el Krug iD – los seis dígitos impresos en la etiqueta posterior de cada botella – en una sección dedicada del sitio web de Krug o usando la aplicación Krug, para llevar su experiencia mucho más allá.

 

El Krug iD revela no sólo las impresiones de Eric Lebel de los retos del año, sino también la historia detallada de la botella, así como sugerencias de maridaje de alimentos, recomendaciones para un almacenamiento y servicio óptimos y Krug Music Pairings para mejorar la experiencia de cada amante de Champagne.

 

Oro líquido en la copa, este champagne libera briosos raudales de burbujas seductoras y un singular y expansivo buqué tentador que incita a dar el primer sorbo. Entonces, todas a la vez, esas “sensaciones Krug” lo envuelven a uno, sutiles y sensuales, audaces y potentes, complejas y, sin embargo, tan destacadamente resueltas y nítidas. Más extraordinaria aún es esa exquisita frescura hormigueante que parece persistir al infinito, deseando que uno se aferre a ella deliciosamente, deliciosamente, por puro placer de disfrutarla…

 

“No suelo hacer promesas, pero hay una que hago sin reservas ni duda alguna: nadie olvidará nunca la primera vez que probó un Krug.” – Olivier Krug.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *