Desde Four Seasons Bakú con Amor

Entre las terrazas colgantes de madera de los antiguos edificios de la ciudad vieja se vislumbran, brillantes bajo el sol de primavera, las imponentes y bellas Flame Towers de Bakú. Una hipnotizante y estéticamente impactante mezcla de diseño ultra-moderno con edificios históricos hacen de esta ciudad, la capital de Azerbaiyán, un destino sin igual.

El vibrante corazón del país es la impactante metrópolis de Bakú, donde amplios bulevares y rascacielos se entremezclan con el pasado. Una fascinante mezcla de lo moderno y lo clásico, esta amurallada ciudad alberga rascacielos, pequeñas callejuelas, antiguos monumentos, bloques de oficinas construidos por la Unión Soviética, impactantes palacios y espacios de lujo desmesurado. Uno de estos, una obra de arte del estilo francés de las Bellas Artes de finales del siglo XIX, es el reconocido Four Seasons Bakú.

 

Desde este portal al pasado me aventuré y enamoré de la ciudad, explorando algunas de las maravillas antiguas y naturales que se encuentran fuera de los límites de Bakú, como la montaña de fuego Yarnadag, las misteriosas pinturas rupestres y la estructura de Gobustan.

A pocos pasos de la ciudad vieja en el centro de Bakú, Four Seasons abrió sus puertas a finales de 2012 para en poco tiempo convertirse en un ícono de la ciudad. Ubicado en la avenida Neftchiler, una de las arterias centrales del centro de Bakú que corre paralela al mar Caspio, se encuentra a pocos minutos a pie de la zona de Icheri Sheher, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Este edificio de exuberantes proporciones se alza a los pies del majestuoso mar Caspio, encarnando el alma de Bakú: un sofisticado y contrastante caleidoscopio que es antiguo, moderno y atrevido a la vez. Bajo el mando del talentoso Ricardo Acevedo, este lujoso paraíso se ha convertido en la estrella hotelera de Bakú.

Azerbaiyán es el nombre del misterioso lugar donde Asia Occidental y Europa Oriental se unen, donde dos mundos convergen y crean algo único, donde el pasado y el presente conviven y donde la innovación humana esta en constante competencia con la belleza natural.

 

Testigo de la historia –desde el imperio de Alejandro Magno hasta el Otomano, el Persa y el Ruso– esté intrigante país es tan fascinante como su caótico pasado. Maravillosa gastronomía, rica cultura, belleza natural, ingenio arquitectónico y gente cálida y hospitalaria con grandes sonrisas, Azerbaiyán es el mágico resultado de la unión de muchos mundos.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *