Encantadora Liubliana

La capital más pequeña del mundo, Liubliana parece de juguete. Una ciudad alegre, pintoresca y única. En las orillas del río Ljubljanica se alzan encantadores cafés, dividendo el casco antiguo de la ciudad de su centro comercial. A unos pasos se encuentra el perfecto punto de partida para enamorarnos del corazón de Eslovenia: el hotel CUBO. A través de la ventana curveada de mi suite vislumbro el castillo de la ciudad, resplandeciente sobre una colina en el casco antiguo, una vista de postal.

El hotel CUBO se encuentra en un edificio histórico protegido por el Instituto para la Protección del Patrimonio Cultural de Eslovenia, estilo art deco de los años 1930 y completamente renovado. Personalizado y acojedor, conserva su encanto al tiempo que se ve reforzado por el diseño y funcionalidad moderna.

 

El hermoso edificio tiene una historia fascinante: La antigua dinastía Luckmann fue propietaria del inmueble en la esquina de la calle Slovenska desde 1786. El Dr. Fritz Luckmann –un abogado muy conocido y miembro de la junta de la cervecería de la Unión Ljubljana– heredó la propiedad después de la muerte de su padre. En 1914 se casó con Linda Kosler, hija de Peter Kosler, el fundador de Union Brewery y en el año 1931, por el tranvía que en la esquina frente al edificio casuaba atascos de tráfico, se le ofreció una compensación para demoler el edificio antiguo y construir el nuevo, dejando más espacio para rieles de tranvía adicionales.

Al año siguiente, en 1932, se terminó el nuevo edificio, lo que permitió más espacio para el tráfico de la calle. Su famosa fachada y el exterior del edificio se mantuvo igual hasta hoy. Después de la Segunda Guerra Mundial, el edificio era el hogar de una escuela de ballet, las oficinas de una de las revistas más populares de la época, el centro de exámenes para el DMV de Ljubljana, un famoso café Miška, y un sin fin de espacios que han dejado su legado.

 

Con patrimonio exterior protegido, el edificio se ha conservado en su forma original. La transformación arquitectónica del interior de esta casa de apartamentos múltiple en un hotel moderno en 2011 se utilizó como una oportunidad para reintroducir su encanto irresistible al público. El Hotel Cubo abrió sus puertas en 2011 y desde entonces es uno de los hoteles mejor valorados de Liubliana y toda Eslovenia. Fue desde mi llegada a este singular hotel que me enamoré de la ciudad.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *