Saber Quien Eres: Rioja

Saber quién eres:

Saber quién eres es valioso y valiente.
Es tener un rumbo.
Y serle honesto.
Saber quién eres es tu gran riqueza.
No es flotar, es nadar.
Aunque, a veces, sea a contracorriente.
Saber quién eres es tener tantas convicciones como amigos de verdad:
pocos pero inquebrantables.
Cuando uno no sabe quién es pide permiso.
Cuando lo sabe, pide un Rioja.

Un vino de la Denominación de Origen Calificada Rioja está hecho de muchas más cosas que solo uvas. Está hecho de sentimientos, de ideas, de sueños, de recuerdos, de homenajes, de tributo, de respeto, de paciencia, de sabiduría, de angustias, de esperanzas, de tierra, de agua y de sol.

 

Los vinos de Rioja nos dicen mucho mas que su etiqueta. Allí solo se estampa su identificación, pero el ADN tiene muchos más cromosomas latiendo: el de su enólogo, el del bodeguero, el de la persona que visitó las uvas días tras días y se animó en el otoño a cortarlas, el de quién vigila su sueño enriquecedor en las barricas, el de quién elige la botella que lo vestirá y la etiqueta de identificación, incluso del sommelier que lo ofrece a los comensales con el mismo cariño que presenta a sus hijos. El vino es uno de esos productos cargado de afecto, preñado de amor.

 

Los vinos son una cadena de eslabones perfectamente embonados que arrancan en un terruño y con un par de manos soñadoras hasta terminar en una copa, rodeado por otras manos soñadoras.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *