Los Sabores de Laos

Los auténticos sabores y aromas de la gastronomía local reflejan el alma de cualquier destino. En donde nos encontremos, la cocina típica nos sumerge en la cultura del lugar, desvelando sus secretos.

Toda la pintoresca ciudad de Luang Prabang en Laos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, su pasado, su cultura y sus tradiciones siguen vivas y a todo color, otorgándole a este mágico destino encanto único. Una ciudad que vacila entre el pasado y el presente, aquí se desencadenan ante nuestros ojos momentos de fantasía y de magia que nos remontan a épocas pasadas.

 

Luang Prabang es famosa por ser el punto de partida para explorar el increíble Río Mekong, en cuyas orillas se alzan históricos monumentos y tradicionales pueblos. Edificios coloniales conviven con antiguos templos, atemporal, existiendo casi fuera de tiempo. Visitar Luang Prabang es tomar una clavado a la rica historia Laos, sumergiéndonos en su intrigante pasado.

Laos se encuentra cada vez más entre los lugares de visita obligada del sudeste asiático, y es comprensible que así sea. Su legado colonial francés ha dejado bulevares sombreados, arquitectura de la era colonial, una cultura amante del café, su intrigante pasado ha hecho de Luang Prabang un sitio repleto de maravillas budistas y, con bellos hoteles como lo es Angsana Maison Souvannaphoum, es además un destino de lujo y placeres hedonistas donde podemos dejarnos llevar por el arte culinario típico del país.

 

En Angsana Maison Souvannaphoum nos encontramos con un pintoresco y autentico restaurante: Elephant Blanc. A las orillas de la alberca del hotel, bajo el techo de esta histórica mansión – la antigua casa del Príncipe Souvannaphoum, quien fue el Primer Ministro de Laos – Elephant Blanc utiliza técnicas tradicionales para encantarnos con platillos auténticos de Laos.

Presentados de una forma espectacular sobre un ‘braco’ de madera pintado con tonos dorados y rojizos, los platillos más típicos de la zona – del menú de degustación de 10 platos – nos invitan a tomarnos un clavado en el estilo de vida y en la historia del país. Entre estos manjares podemos probar el Lao Curry Chicken y la ensalada típica de Luang Prabang, mis favoritos.

 

En el restaurante Elephant Blanc disfruté de una deliciosa cena de fusión franco-laosiana junto con la encantadora gerente general Wattana. Con su cálida sonrisa me platicó sobre la intrigante y única historia del maravilloso hotel; fue un viaje por los sentidos.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *