Desde La Habana con Amor

La Habana Vieja resplandece bajo el potente sol de Cuba. Aquí, desde la famosa terraza del Grand Hotel Manzana Kempinski La Habana, el fuerte calor del día se alivia con una fresca brisa y la horas transcurren al ritmo de música cubana. En su alberca infinity, con mojito en mano, admiro sin cesar la impactante vista que me rodea; la imponente cúpula del Capitolio, la decadente fachada del Gran Teatro de La Habana y la elegante estructura del Museo de Bellas Artes.

El Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, construido originalmente entre 1894 y 1917 como la primera galería comercial de estilo europeo en Cuba, está situado en el corazón de la Habana Viejaconsiderada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. De un estilo de lujo clásico pero con toques contemporáneos, el hotel revive lo más bello del apogeo de Cuba, elegante y exótico.

 

Ventanas francesas abren a la vieja ciudad, altos techos, pisos de mármol, candelabros y música en vivo… el sabor de Cuba, único en el mundo, se vive y respira en este lujoso hotel.

 

Sus restaurantes y bares ofrecen una variedad gastronómica y un ambiente ideal, con vistas espectaculares hacia la Vieja Habana. Los Restaurantes San Cristobal y El Surtidor ofrecen una magnífica cena bajo las estrellas y la inigualable vista hacia El Capitolio y la Vieja Habana y El Bar Constante y el Tobacco Lounge Evocación, son ideales para un cóctel o para relajarnos con un puro.

Con el nacimiento de la joya que es El Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana le ha dado un segundo aire al corazón de La Habana Vieja, otorgándole un exquisito toque de refinamiento y lujo al pintoresco centro de la ciudad. Su imponente fachada blanca brillando bajo el sol, el hotel se ha convertido en una referencia al mundo de la alta hotelería en Cuba.

 

Tanto el país como la ciudad son ricos en historia, cultura y diversidad. Magnífico esplendor y decadencia le dan un aire melancólico a las fachadas de los edificios y las casas, sus bellas estructuras lentamente desvaneciendo bajo el inevitable paso del tiempo.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *