Los Vinos Blancos de Torres Alegre

Con todo cariño comparto con ustdes, mis queridos lectores, el hermoso texto de mi amigo Leonardo Torres, Director General de Torres Alegre y Familia sobre los magnificos vinos blancos de su bodega:

“Los vinos blancos de Torres Alegre y Familia son vinos honestos que tienen un gran trabajo. La historia que tiene mi padre, Víctor Torres Alegre, en el desarrollo de técnicas enológicas los hace ser vinos muy especiales, son el resultado de años de trabajo y entendimiento. En cada etiqueta hay mucho de nosotros: dedicación, cariño, pasión, experiencia, vanguardia y la manera en la que abordamos estos proyectos nos llenan de orgullo.

 

La historia del vino blanco de calidad es muy reciente, se remonta a medio siglo cuando mucho. La nueva enología, las tecnologías de vanguardia y la capacidad de controlar los ambientes y la temperatura, nos permite hablar de vinos blancos de alta gama. Mi padre, cuando estuvo estudiando en Francia, hizo la propuesta de cambiar las temperaturas de fermentación de los vinos blancos para mejorar su calidad.

 

A diferencia del vino tinto, hacer los blancos requiere de equipamiento más especializado. El vino tinto, de alguna manera, se ha hecho por muchos años y siempre se ha encontrado la manera de desarrollarlo. En el caso del vino blanco, los desperfectos los descubres de manera inmediata, es muy transparente. Es necesario tener más cuidado en los procesos, si te equivocas, el vino no va a mentir por ti.

 

Para lograr un vino blanco de calidad, es fundamental controlar la temperatura. Debes tener cuartos fríos y recipientes con controles de temperatura para desarrollar y darle el tiempo a ciertos procesos. Temperatura, tecnología y tiempo son los tres factores básicos.

En Torres Alegre y Familia, los vinos blancos están presentes en cada una de nuestras líneas. El vino blanco Del Viko es un ensamble de French Colombard y Chenin Blanc, mejor conocido como Chenin Colombard. Es el único vino que estamos produciendo que no pasa por barrica, todo es producido en nuestros tanques de acero inoxidable, con chaquetas de enfriamiento para llevar a cabo ciertos procesos, entre estos la fermentación.

 

En las instalaciones de la vinícola, tenemos una cava subterránea para los vinos de alta gama que se trabajan con barricas con controles de humedad y temperatura automatizado para dirigir las fermentaciones bajo los parámetros deseados. Es el caso de nuestro siguiente etiqueta: La Llave Blanca que lo hicimos en 2002. Es de nuestros vinos más representativos y por el cual nos conocen en muchos lugares. Es un ensamble de Sauvignon Blanc y Chenin Blanc. Es un vino muy especial, tiene la característica de estar elaborado con toda la escuela de mi padre. Con todas las innovaciones enológicas que él ha incorporado a lo largo de su trayectoria.

 

Estamos hablando de un vino que tiene una maceración pelicular, tiene una mejora en sistemas de gravedad y una sedimentación natural en frío. Está fermentado en barrica de roble francés que se lleva a cabo en nuestra cava de barricas y cada una se trata de manera individual. Es un vino que, inclusive en una cata completamente a ciegas, puede ser interpretado como vino tinto.

El siguiente vino es el Cru Garage, nuestra línea de alta gama, que en este momento está agotado. Es un Sauvignon Blanc, se pueden encontrar añadas del 2006, del 2012 o del 2013.

 

Son vinos espectaculares y tienen una capacidad de guarda impresionante porque fueron trabajados en barricas nuevas de roble francés. Cuando hacemos catas especiales en la vinícola, tenemos la oportunidad de probar botellas de más de doce años, y nos sigue impresionando ver cómo siguen evolucionando. Estamos planeando tener una liberación de este vino, posiblemente para el 2020.

 

Nuestros vinos blancos son muy aromáticos, con amplia duración en copa. No tienen ajustes en su estructura química, tienen acidez y alcohol natural. Su color es representativo, como lo podemos apreciar en La Llave Blanca o el Sauvignon Blanc de Cru Garage. Son vinos con mucho color. En el caso de los vinos que tienen barrica, no es necesario tomarlos a temperaturas frías. Son vinos que pueden tomarse con la misma temperatura de un vino tinto y los vas a disfrutar por igual. Normalmente la recomendación en todos los vinos blancos es de 10aC o menos, a nosotros nos gusta servirlos a una temperatura más alta porque cuando tu sirves un vino muy frío, eliminas gran parte de la experiencia porque te adormece la papila gustativa y no alcanzas a disfrutar el vino de la misma manera. Por eso nosotros recomendamos los doce grados centígrados.

 

Son vinos muy fáciles de tomar porque están muy cuidados de principio a fin y la experiencia de cata es así, te ofrecen mucho en experiencia olfativa, de vista y cuando los tomas no hay distractores. Vas a disfrutarlos de gran manera. Son vinos que pueden acompañar platillos más complejos.

 

Te puedes salir de la idea de que el blanco es para carnes blancas y puedes hacer armonías más arriesgadas.

En general, toda la industria vinícola en México está trabajando cada vez más en el desarrollo del vino blanco, es un hecho que existe un gran potencial en esta categoría.

 

En Torres Alegre contamos con la enorme experiencia de mi padre, tenemos el equipo, conocemos los procesos, contamos con tecnología específica para desarrollar y explotar al máximo las posibilidades que nos da el vino blanco. Crear vinos que podamos disfrutar desde el inicio del proceso, aventurarnos y dar paso a la creatividad y a la curiosidad habla del oficio y de la libertad con la que trabajamos en la vinícola. La sensación de hacerlo es sencillamente increíble y compartirlo es mucho mejor.”

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *