The Dalmore

Fundado por Sir Alexander Matheson, en 1839, un empresario inquieto y hombre de negocios internacional, The Dalmore nació con un propósito diferente, ir más allá para crear un whisky Single Malt de lujo, único como ningún otro en el mundo.

The Dalmore es pionero en el añejamiento individual y multibarrica por más de 100 años antes de que esta técnica fuera comúnmente adoptada por otros en la industria.

 

Richard Paterson, ha sido Master Distiller en The Dalmore por casi 50 años. Él es el hombre que, con The Dalmore, creó la categoría de whisky Single Malt de súper lujo, una categoría que se continúa definiendo hasta el día de hoy.

 

Desde 1867, la destilería fue trabajada por inquilinos, la familia Mackenzie, quienes pudieron comprar la destilería y la tierra como resultado de la Ley de Crofters de 1886. Fue a través de la familia Mackenzie que el ciervo de cornamenta de 12 puntos real se convirtió en sinónimo de la marca The Dalmore.

Hace casi 750 años, unas tres cuartas partes de un milenio, en 1263 un antepasado del Clan Mackenzie había salvado al rey Alexander III de ser embestido y corneado por un ciervo, el Reyen agradecimiento le otorgó el derecho de usar el emblema del ciervo real de cornamenta de 12 puntos y la frase “Cuidich ‘N Righ” (Help the King) en el escudo de armas de Mackenzie. Este acto desinteresado de coraje ha inspirado por mucho tiempo al clan y sus descendientes, lo que lleva a una visión de excelencia sublime y dominante en el whisky The Dalmore.

 

Gran parte del whisky The Dalmore producido en el siglo XIX y XX, antes de la popularidad de los Whiskies Single Malt, se suministró a clientes y amigos de la familia y la industria. Dos de estos conocidos, James Whyte y Charles Mackay, que eran dueños del popular blended whisky Whyte & Mackay, quedaron tan impresionados con The Dalmore que en 1960 se fusionaron ambas empresas.

 

Es a partir de estos inicios propicios que The Dalmore se puede conocer con razón como una marca que aspira a iluminar lo brillante y crear la categoría “LUXURY SINGLE MALT” que no existía en el mercado.

Disfrutando de una riqueza inigualable de tradición y artesanía, un disparador clave para los compradores de lujo, junto con una celosa pureza de visión, la colección se presenta en un bello y discreto empaque con especial énfasis en el imponente símbolo del ciervo real de cornamenta de 12 puntos.

 

The Dalmore tiene una historia de romper las convenciones en la industria del whisky; un producto escocés verdaderamente auténtico y original con una presencia cada vez mayor en el creciente mercado de whisky de hoy en día.

 

Extraordinariamente, el Clan Mackenzie tiene un segundo lema, Luceo non Uro, que se traduce “I shine not burn”. The Dalmore se ha inspirado en las historias, lemas únicos y distintivos del clan para crear una marca que realmente ilumina todo lo que se hace en la marca.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *