Desde NIZUC Resort & Spa con Amor

Un espacio de paz inmensurable, de armonía perfecta y de belleza absoluta: Cancún siempre logra robarme el aliento.

Cortesía de NIZUC Resort & Spa

En el aire no hay mas que el sonido de gaviotas a lo lejos y el rumor de las hojas de los arboles bailando en el viento. El agua casi inmóvil, estática, que se desliza suavemente entre los manglares es completamente transparente. El impactante mar caribeño cambia de colores constantemente: desde un azul aqua hasta tonos verdosos y colores mas obscuros, casi morados.

 

Sobria y elegante, la arquitectura de NIZUC Resort & Spa está diseñada para deslumbrar pero también para que los huéspedes deseemos detener el tiempo y capturar su esencia. Sus techos altos, espacios abiertos, acabados finos y vistas espectaculares, son parte del encanto de este templo dedicado a la relajación y el descanso.

 

Esta lujosa escapada de la realidad tiene dos áreas de alberca, una solo para adultos y otra familiar, al igual que una zona de playa y restaurante sólo para adultos. El hotel se extiende en una tranquila y hermosa playa de aguas turquesa, en una superficie de doce hectáreas con instalaciones que ofrecen una extraordinaria comodidad y reflejan el buen gusto.

Cortesía de NIZUC Resort & Spa

Para la relajación total me dejo llevar por la magia del NIZUC Spa by ESPA, que ocupa un terreno de 3,000 mil metros cuadrados, y cuenta con 18 cabinas para tratamientos, dos villas de lujo con piscina privada, y una amplia variedad de tratamientos, como los de hidroterapia, considerados uno de los mejores en todo el mundo.

 

Y claro, al acabar el día, tras horas de sol, arena y mar, me dirijo hacia uno de mis lugares favoritos del mundo: el restaurante Indochine. Los placeres culinarios son un factor muy importante en todo viaje, y es aquí donde gozo de un placer inexplicable y me dejo llevar por mis sentidos.

 

El magnifico Indochine ofrece un paseo por diferentes regiones de Asia de la mano de su Chef Alicia Patankar , en un ambiente acogedor orientado al espejo de agua y con el mar al fondo.

 

Cuando el lujo y la belleza natural se mezclan, el resultado es magia. Esto es NIZUC Resort & Spa, un santuario para los sentidos donde re-conectamos con la naturaleza y nos dejamos apapachar por su exquisitez y elegancia.

Cortesía de NIZUC Resort & Spa

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *