Bordeaux Rendez-Vous 2017

El pasado 31 de octubre vivimos en el hotel Presidente Intercontimental el verdadero ritual del maridaje de vinos, que resultó ser un encanto especial en compañía de los deliciosos platillos del afamado restaurante de corte francés Au Pied de Cochon.


A cargo del maitre sommelier Luis Morones, en el Bordeaux Rendez-Vous se recibieron a 110 comensales durante una espectacular cena donde la dinámica se basó en la interacción de los representantes de grandes Cháteau de Bordeaux  de vinos franceses, muchos de ellos representados directamente por sus propietarios y en otros estuvieron los directores de bodega o los export manager.

Esta cena de gala fue abierta con un vino blanco de bienvenida Comte de Malartic 2015, servido en copa Riedel, al igual que el resto de los diez vinos que amenizaron la noche. Esta gran variedad de vinos cuentan con AOC, que son las siglas que se refieren a Appellation d’Origine Contrôlée y se refieren a lo que en español conocemos como DOCa o Denominación de Origen Calificado.

Au Pied de Cochon es el máximo representante de los sabores franceses en cada platillo, capturando, reflejando y perpetuando su recuerdo en la mente del comensal a través de la diversidad de sus ingredientes, en los que se incluye una gran diversidad de animales, como el pato y los mariscos. Por eso no podía faltar en el menú que probamos durante esta noche la Frescura de pepino y ostión en gelée, y el Foie grass de pato y durazno caramelizado. Su menú regular se basa en las recetas  clásicas de la comida francesa con un toque contemporáneo, y está disponible las 24 horas del día durante todo el año.



Además de disfrutar de los vinos durante la cena también muchos tuvimos el gusto de llevárnoslos a casa durante una divertida subasta, todos en botellas de formato Magnum con capacidad de 1.5 litros.

Los elegantes Grand Cru Classés que acompañaron la cena creada por el  Chef de cocina Fréderic Lobjois fueron los tintos Château Malartic Lagraviére, 2005, Château Beychevelle, 2008, Château Lascombes, 2006, Château Grand Mayne, 2005, Château Grand Puy Lacoste, 2005, Château Lafon Rochet, 1988, Château Clerc Milon, 2003, Château D’Armailhac, 1995, Château Canon La Gaffeliére, 1996, además del vino dulce Château Guiraud, 1997.

El delicioso menú incluyó Brioche con crema acidulada y cebollín, Cerillo con frambuesas, Filete de res con morillas y papa confitada forestiere, guiso de habas con jitomate y hierbas aromáticas, y postre de tarta fina de manzana y helado de vainilla acompañado del Vino dulce Chateau Guiraud 2002, 1ere cru classé, Sauternes AOC, además de café y mignardises.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *