Desde Andaz Mayakoba con Amor

El agua casi inmóvil que se desliza suavemente entre los manglares es completamente transparente. Veo a la distancia una tortuga nadar lentamente entre las plantas, y un rato después veo otra. En el aire no hay mas que el sonido de gaviotas a lo lejos y el rumor de las hojas de los arboles bailando en el viento. Un espacio de paz inmensurable, de armonía perfecta y de belleza absoluta, la Riviera Maya siempre logra robarme el aliento.

Me encuentro en una nueva y exclusiva propiedad dentro del increíble complejo de Mayakoba: Andaz Resort Riviera Maya. Frente a la costa Caribeña al norte de Playa del Carmen, el resort está rodeado de tranquilas lagunas y abundante vegetación que se puede explorar a través de sus senderos naturales de hasta cinco kilómetros que podemos recorrer caminando, trotando, en bicicleta o en búsqueda de aves endémicas.

 

La playa de Andaz Mayakoba es una de las mas bellas del mundo; arenas blancas, cielos despejados y una infinidad de tonalidades azules y turquesas nos esperan en este paraíso terrenal.

 

Para los aventureros el resort ofrece un sin número de actividades al aire libre alrededor de los manglares nativos de la zona, además de acceso a El Camaleón Golf Club diseñado por Greg Norman y al Centro de Tenis Mayakoba.

Andaz Mayakoba ofrece cuatro incomparables y únicos restaurantes con conceptos diferentes, todos con ingredientes frescos y auténticas técnicas culinarias.

 

Abierto exclusivamente para la cena, Casa Amate cuenta con una variada cocina latinoamericana de concepto único y sofisticado, en espacios íntimos con terrazas que cuenta con vista a la laguna. Construído y diseñado como una verdadera casa, la decoración de este bello restaurante esta inspirada en los viajes de la familia propietaria, donde nos encontramos con una extensa librería, increíbles piezas de arte y un hermoso árbol Amate. Este árbol era usado por los mayas en la antigüedad y hoy en día sigue siendo importante en la zona.

 

Las habitaciones y suites en Andaz Mayakoba Resort Riviera Maya han sido inspiradas en la naturaleza, con espacios abiertos, permitiendo la entrada de luz natural y una paleta de colores que refleja las formas naturales de la arena, las piedras y el agua, los colores vibrantes y una refinada decoración maya.

Cada habitación y suite tiene un balcón o terraza con agradables espacios para sentarse y leer o bien para disfrutar de la naturaleza mientras disfruta de las vistas tropicales, manglares, lagunas de aguas cristalinas, el campo de golf o el pintoresco Mar Caribe. Todas las suites cuentan con su propia piscina privada, un exquisito lujo en el calor de la Riviera Maya.

 

Pasar unos días en este edén es dejarse llevar por los placeres mas hedonistas de la vida, abandonando toda preocupación y gozando de la infinita belleza natural de nuestro país.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *