Mogor Badán

La mejor forma de celebrar algo tan significativo como un 30 aniversario, es festejarlo entre amigos. Así fue como un grupo de amigos nos reunimos con Natalia Badan, propietaria de la bodega Mogor Badán, y sus hijos Ana Sofía y Juan Cristóbal, cuyo trabajo constante y excelente calidad en sus vinos los ha llevado a cumplir su 30 aniversario. La labor incansable de la familia  le ha valido ser traído al mercado mexicano por Ferrer y Asociados, compañía especializada en deleitar los gustos más exigentes con vinos finos y licores seleccionados.

Desde sus inicios en 1948 en el rancho El Mogor, Natalia continuó con su hermano Antonio el proyecto iniciado por su padre, saliendo el primer Mogor Badán a la venta en 1994. El Mogor es un rancho de mil hectáreas, de las cuales Badán cultivó sólo 2.2 debido a la escasez de agua. Con esto dio paso a su sueño de vinificar sus vinos con sus uvas propios, cultivando principalmente las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot y Cabernet Franc, con las que se elabora la llamada mezcla bordelesa. Este vino tinto se caracteriza por su largo añejamiento en madera y botella, además de ser producido con uvas procedentes de viñedos con edades de hasta 81años.

Para esta ocasión especial disfrutamos de una cata vertical en el restaurante Diana dentro del hotel St Regis Mexico City, reconocido por su excelente servicio, su impresionante diseño y su fabulosa gastronomía. El maridaje estuvo a cargo del chef español Óscar Portal, famoso por reinventar los sabores ibéricos usando frescos ingredientes de la cocina mexicana.

El festín empezó con una fresca ensalada de Kale con el vino cosecha 2014, siguiendo con un rico Pulpo al Chilmole y la última añada realizada por Antonio Badán de 2008. La  Crema de Huitlacoche, la Lengua de Res, el Robalo con vinagreta de chayote y el Lechón confitado,  fueron maridados con las diversas añadas del vino correspondientes a 1990, 1993, 2000, 2004, cerrando con un rico St Regis cake y la primera cosecha de Mogor Badan de 1987.

Sin importar su añada, Mogor Badán es un vino que impresiona. Se distingue por su hermoso color intenso rojo rubí granate que cambia en dos o tres años a tonos granate con ribetes ladrillo. En nariz se distingue un fondo de afrutado a cereza negra, ciruela muy madura, regaliz y pimienta blanca. Su final largo y levemente amargo se equilibra con la suave acidez en boca que hace contrapunto a una estructura compleja, lo que origina un verdadero deleite al paladar.

 

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *