Buen Sabor en Boca

En cada botella de vino hay una historia de trabajo y dedicación, pero en unas más que otras, confluyen características propias del terruño, del clima, de las uvas, del proceso de producción y hasta de las personas involucradas, que convierten a las uvas en un vino de gran calidad.

Hay tantos gustos como personas, y por eso para cada una de ellas la calidad puede significar algo y tener diferentes valores. Aún así, hay características, como las de los vinos de Grupo Faustino, que debe tener un vino para ser de gran calidad. El grupo es una empresa familiar que desde su fundación en 1861, se ha empeñado en ser líder en la elaboración de vinos de alta gama. A través de los años, llegando ahora a su cuarta generación, la calidad de sus vinos se basa en el cuidado de los viñedos, en la inversión de tecnología de punta, y en sus procesos innovadores, aplicados en todas sus bodegas.

 

La calidad empieza con la idea de crear un vino que guste y que inspire, que trasmita la pasión con la que fue concebido. Así son sus vinos de Bodegas Faustino, parte fundamental de la D.O.Ca Rioja, zona famosa por sus vinos excelsos y consolidados como los mejores en España y favoritos en el mundo. Su vino Faustino I Gran Reserva inspira desde la vista del diseño de su etiqueta. La etiqueta con el retrato icónico de la marca es también la imagen del Rioja Gran Reserva más vendido en todo el mundo, y transmite el origen, tradición y prestigio que preceden a su reconocida calidad.

 

Su vino riojano Campillo Reserva, muestra su calidad con su color brillante y vivaz, limpio y brillante con un atractivo color rojo cereza madura y tonalidad rubí. Su crianza en barricas de roble americano durante 20 meses, dota a este vino de cualidades en el paladar que se describen como amplias, carnosas y estructuradas, con final suave y notas de fruta madura.

Otra característica de calidad la ostentan los vinos de Bodegas Portia, un ambicioso proyecto del proyecto ubicado en la D.O. Ribera de Duero. En el Portia Crianza 100 % Tempranillo, se distinguen los aromas limpios y claros de los buenos vinos, además de sus notas intensas y elegantes con notas tostadas por su paso en barrica, y fondos dulces de fruta madura

 

Como en una orquesta, vista, olfato, gusto y sensación táctil, interactúan armónicamente en los vinos de Grupo Faustino. En cada botella y en cada sorbo se obtiene una sensación de agradable redondez y equilibrio.

 

Es así como demuestran la calidad que los ha distinguido, y que durante el paso de los años su sabor ha permanecido en boca con un largo final, propio de los grandes sucesos que siempre dan buenas razones para hablar.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *