La Fundación Emilio Moro

La Fundación Emilio Moro y la Fundación Cántaro Azul se unen para presentar los alcances del programa Agua Segura para Escuelas que se implementa actualmente en los estados de Chiapas y Oaxaca, el cual busca incidir positivamente en la salud de niños y niñas, garantizando el acceso a agua segura, fomentando su consumo para reducir enfermedades gastrointestinales y disminuir el consumo de bebidas altamente azucaradas entre la población infantil más necesitada.

Los Sistemas de Agua Segura para Escuelas son sistemas de tratamiento y desinfección de agua que proveen acceso a agua segura a profesores y estudiantes de escuelas rurales; su principal fuente de abastecimiento es la captación de agua de lluvia, de esta manera se responde a las necesidades de las escuelas que no cuentan con agua entubada.

 

La alianza entre FEM y FCA está enfocada en fortalecer el componente participativo y pedagógico de este programa a fin de convertirlo en un modelo integral e innovador que fomente hábitos y prácticas saludables del consumo de agua segura, la valoración cultural del agua y la responsabilidad social.

 

Los componentes pedagógico y participativo del programa se desarrollan a través de la distribución de materiales gráficos y audiovisuales. La colaboración de la FEM permitirá que varios de estos materiales se desarrollen tanto en español como en las principales lenguas originarias de los altos de Chiapas, Tsotsil y el Tseltal.

José Moro, Presidente de la Fundación Emilio Moro destacó que “con este programa buscamos garantizar y fomentar el consumo de este recurso para ayudar en la reducción de enfermedades gastrointestinales, así como disminuir el consumo de bebidas altamente azucaradas, lo cual incide en la prevención de padecimientos como la obesidad y diabetes”.

 

La Fundación Emilio Moro es una institución dedicada a la responsabilidad social corporativa de Bodegas Emilio Moro, fue creada en 2008, y tiene como principales objetivos contribuir al reparto justo de los recursos del agua entre las poblaciones más necesitadas, así como promover la educación de jóvenes de exclusión social, a través de alianzas estratégicas con organizaciones sin fines de lucro.

 

Además de tener pasión por ayudar, la Bodega de Emilio Moro sabe ahondar en el corazón de sus tierras de la Ribera del Duero. La identificación con su territorio marca su personalidad y les permite elaborar vinos con alma. Delicados y corpulentos, sus vinos nos transportan a las colinas de los viñedos de España, donde el sabor y calidez de la tierra y su gente se impregnan en uvas de la mas alta calidad, creando vinos únicos.

Mi favorito de la casa lleva el nombre de del fundador de la bodega: Emilio Moro. Su imagen luce orgullosamente en la etiqueta, una foto de 1938. Elaborado con viñedos de entre 15 y 25 años, recoge la esencia de los tres tipos de suelos de la Ribera del Duero otorgando al vino una amplia variedad de matices. De color rojo cereza picota, el vino refleja gran diversidad de sensaciones gustativas que se presentan en boca de manera intensa, amable y apetecible. En nariz, destaca su riqueza y variedad en aromas tales como tostados, madera, frutos negros o vainilla.

 

Además de acumular numerosas puntuaciones por encima de los 90 puntos, el vino Emilio Moro se ha situado entre los primeros puestos de ‘Los Mejores 100 vinos de España’ de la revista Wine Advocate (2010) o en el segundo lugar del ‘Top 9 Spanish Wines’ del experto Gregory Dal Píaz, entre otros.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *