Andrés Roemer

Si tuviera que poner un sólo adjetivo para describir a Andrés Roemer diría que es polifacético.

screen-shot-2016-10-18-at-11-09-51-a-m

Un hombre que es capaz de manejar con la misma soltura una platica con Richard Dawkins, como coordinar el evento de la Ciudad de las ideas, ponerse en el micrófono frente a miles de personas, platicar con prosa sabrosa en la radio, typear con astucia columnas de opinión y sentarse a platicar con media ciudad a lo largo de sus recorridos de eventos sociales.

 

Andrés es el embajador de México ante la UNESCO y hace unos días tuvo que abandonar el recinto en el que se reúnen las Organizaciones Internacionales (hay un video en el cual se le ve abandonar el recinto a la hora del voto erróneo y hay una carta del Embajador de Israel ante las OI que lo constata).

 

Andrés no creó ni inventó este voto, que data de 12 votaciones semestrales y no es el culpable de este voto inaudito.

 

Ojala y no sea el chivo expiatorio y  no lo hagan culpable de lo que no es, para que siga como embajador y logre en la próxima votación que se llevará a cabo en marzo 2017, cambiar esta injusticia contra el Estado de Israel.

 

Necesitamos a Roemer, para cambiar este voto.

 

Es inquieto, es formal, es seductor, se mimetiza con el entorno sea cual fuese, escribe bien, critica mejor y es ya un personaje defeño que ha marcado historia en la ciudad.

screen-shot-2016-10-18-at-11-11-30-a-m

Se mueve en el ambiente con una naturalidad que uno llega a sospechar si el color del liquido de sus venas no es azul.

 

Impecable, siempre con un comentario adecuado, con un humor casi inglés, con más mundo que la guía Lonely Planet, Andrés es una persona que trasmite hedonismo por los poros.

 

Ama su trabajo y lo realiza magníficamente bien (no es superman…no nos confundamos y exijamos lo que no puede ser…)

Es social por naturaleza y logra relatar con su sonrisa franca sus textos, columnas y libros con la misma naturalidad con la que presenta a los premios nobel en su inigualable evento en Puebla.

 

Andrés Roemer es como un foco encendido alrededor del que muchos giran, como mariposas frente a una lámpara. Tiene miles de anécdotas en la punta de la lengua y el comentario preciso en cada ocasión.

 

Ahora vale la pena asomarnos a su pasado, su trabajo, sus logros y su constante apoyo a Israel, a la comunidad y su gran amor a la cultura.

screen-shot-2016-10-18-at-11-11-24-a-m

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *