L’Occitane

Hace 40 años con nada más que un alambique, un pequeño camión y un sólido conocimiento de las plantas, Olivier Baussan, a la edad de 23 años, después de comprar un destilador de vapor, una reliquia del pasado, empezó a cosechar romero salvaje y a producir aceite esencial de romero puro que se vendía en los mercados locales de la Provenza, así el viaje de L’Occitane comienza.

800x600_loccitane_en_provence

La ambición de Olivier era crear una compañía que celebrara el bienestar del Mediterráneo. El nombre que eligió para la empresa se refiere a Occitania, la provincia antigua que una vez cubrió el sur de Francia, el noroeste de España y el norte de Italia.

 

En 1976 Usando una antigua fábrica de jabón, Olivier revive el arte tradicional de la fabricación de jabón de Marsella y no fue hasta 1977 cuando se reserva su primera cosecha de Lavanda, símbolo icónico de Provence y la marca.

 

Cuatro años después decide ir a explorar el mundo para encontrar nueva inspiración; pero sobre todo nuevos ingredientes, así llega a Burkina Faso, donde descubre a un grupo de mujeres que trabajan y producen mantequilla de Karité, tras enterarse de sus propiedades nutritivas, decide llevarse este fabuloso ingrediente a Provence y así comenzar una nueva línea de producto.

30a591e40d9e0139d4988f267601d400

En 2002 Olivier decide ir de viaje en búsqueda de nuevos ingredientes y así llega a la isla Córcega, una isla francesa que los mismos habitantes la llaman “Isla de la Belleza”, un increíble mosaico de paisajes naturales, diferentes los unos de los otros en una de las islas más pequeñas del Mediterráneo. Ahí Olivier descubre a un destilador que le reveló las propiedades de una planta salvaje de nombre misterioso y poético que posee muchas virtudes “Immortelle” o mejor conocida en español como Siempreviva. El destilador se había quemado en su taller y al aplicarse aceite esencial de siempreviva sobre la herida, no le quedó cicatriz.

 

Con un nombre tan potente, esta planta, que crece en el monte bajo de la isla de Beauté, es fascinante: existen cerca de 500 variedades de siempreviva.

 

Conocida desde la antigüedad por su capacidad singular de no marchitarse nunca, ni siquiera después de ser cortada, la siempreviva revela nuevas sorpresas después de meses de análisis. La investigación de L’Occitane pone de manifiesto las formidables propiedades antienvejecimiento.

-u-jean-jean-l-arlesienne-l-occitane-tuz8

Tras este descubrimiento y para trabajar por el medio ambiente L’Occitane lanzó en 2004 un programa de plantación de cultivo de Siempreviva Biológica en Córcega, dentro del respeto de la agricultura biológica. El año 2009 marca un punto de inflexión en la historia de la gama skincare. Después de dos años de arduo trabajo, el Centro de Investigación de L’Occitane presenta lo que pronto se convertiría en su best seller : la Crema Divina.

 

Rica en aceites esenciales, la fórmula combina esencias de mirto, camelina y onagra. La Crema Divina, tiene una gran fragancia además de una textura ligera al tacto, cuenta con cinco patentes por su increíble eficacia para reducir y corregir los signos visibles de la edad.

maxresdefault-1

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *