Recuerdos de Argentina

Entre montañas y la llanura, el cielo abierto y sus paisajes desérticos, calles coloridas y cantar de guitarras, nacen los mejores vinos de argentinos, que en cada sorbo nos transportan a los paisajes de la pampa y a sus viñedos.

Screen Shot 2016-01-18 at 1.45.00 p.m.

Es gracias a Wines of Argentina que los sabores, colores y tradiciones de este país, atrapados en las botellas de vino de diferentes bodegas llegan a los cinco continentes. Gracias a su vasto territorio cuatro veces mayor que el de Francia, Argentina posee un mapa vitivinícola que abarca más de 217.750 hectáreas cultivadas. Esta extensión se aúna a las técnicas y tecnologías del cultivo de la vid, que en conjunto con la altitud, temperatura y variedad de uvas, producen vinos de una identidad y calidad únicas.

 

Contrario a otros frutos, las uvas requieren de climas difíciles para alcanzar su máximo potencial. Argentina posee suelos jóvenes y desprovistos de nutrientes, además de un clima seco, con lo que se propicia la cosecha de uvas con un equilibrio entre acidez y azúcar, ideales para la producción de vinos orgánicos. Por otro lado, el agua de riego está libre de cualquier contaminante, pues proviene del deshielo de la cordillera de los Andes y de los valles cordilleranos.

 

La labor de difusión de Wines of Argentina ha logrado que cada vez más personas disfruten el sabor del Malbec, que a pesar de ser de origen francés se ha adaptado y adoptado a las tierras argentinas, convirtiéndose en la uva insignia del país. Debido a su óptimo desarrollo, los vinos argentinos elaborados con esta uva son reconocidos como los más refinados.

Screen Shot 2016-01-18 at 1.45.37 p.m.

Cuando se desea visitar las cumbres y los llanos argentinos, deleitarse con la tibieza de la estepa y refrescarse en los glaciares y en sus cataratas, basta con abrir un vino argentino. Al ser promovidos por Wines of Argentina, tenemos la certeza de probar las mejores uvas de las bodegas más reconocidas, respaldadas por 400 años de tradición vitivinícola.

 

No hay lugar mas glamuroso para disfrutar de un buen vino argentino que el inigualable hotel Faena.

 

Lo que hasta hace unos años fuese un viejo silo abandonado de 1902 conocido como El Porteño, hoy se erige como un imponente hotel de lujo exquisito en el vecindario recién creado de Faena, en plena ciudad de Buenos Aires.

Screen Shot 2016-01-18 at 1.46.31 p.m.

En cada uno de los detalles de su fina decoración, con el toque particular del contraste de colores rojos, blancos y dorados, el Hotel Faena de Buenos Aires evoca la grandiosidad de La Bella Época que iluminó la ciudad a comienzos del siglo pasado.

 

De los aspectos más llamativos del hotel, resalta el ingenio creativo que inspiró la transformación del lugar. Los viejos muros castigados por el inclemente paso del tiempo, ahora ostentan inmaculados ladrillos rojos con el tradicional fileteado, oriundo de Buenos Aires y emblema iconográfico de la ciudad, un estilo artístico de pintura y dibujo que incluye estilizaciones de hojas, aves, cornucopias , flores, y frases ingeniosas.

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *