Cerveza vs vino… En el Vaticano y República Checa, los más bebedores

Si nos ponemos a pensar un poco en bebidas y algunos países, seguramente pensamos que Alemania tiene fama de beber cerveza, México, el tequila; Francia, el vino; Cuba, el ron… Pero un estudio reciente demuestra que ninguno de éstos se acerca a los primeros lugares de consumo a nivel mundial.

De hecho, se estima que los mexicanos ingieren solamente un promedio de 62 litros de cerveza por persona mientras que Alemania, debe su popularidad cervecera a la cultura de consumo y producción artesanal, más que a la cantidad de lo que se bebe.

Entonces, ¿cuál es el país con mayor consumo de vino y cerveza en todo el mundo? De acuerdo a una investigación realizada por Compare Camp, los resultados han sorprendido a muchos, ya que a la cabeza de esta lista se encuentra el Vaticano como el Estado con mayor porcentaje de ingesta alcohólica por persona, con cerca de 73.8 litros de vino por cabeza, al año.

Por otro lado, la República Checa se corona en el primer lugar como el país que más bebe con una media de 234.8 litros de cerveza por persona en la misma cantidad de tiempo. Casi 4 veces más que el mexicano promedio.

Otras cifras arrojadas es que la cerveza es más popular que el vino con 187 mil millones de litros de la primera contra solamente 24 miles de millones de litros del segundo, lo que se traduce en dos botellas de cerveza por una copa de vino.

¿Y cómo pintan los mercados? En cuanto a la cerveza, los cinco países de mayor mercado de cerveza son, en este orden: China, Estados Unidos, Brasil, Rusia y Alemania. El mayor mercado de vino se encuentra en: Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

Este estudio también habla de los beneficios para la salud de cada uno. Por ejemplo, la cerveza ayuda a tener huesos más fuertes gracias a sus altos niveles de silicón asociados con el incremento de la densidad mineral de los mismos. También aporta vitaminas B6 y B12, así como ácido fólico. También, el azúcar de la cerveza  bloquea los cancerígenos que provienen de las frituras.

Por su lado, el vino es bueno para el corazón, ya que el, por ejemplo, el resveratrol del vino tinto se cree que previene el daño de los vasos sanguíneos y coágulos, además de reducir el colesterol malo. También, los procianidinos del vino reducen el riesgo de la diabetes tipo 2, las cataratas y el cáncer de colon. Los flavodenoides detienen la reacción química a la excesiva exposición del sol.

Para ver el estudio completo, hacer clic aquí

 

 

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *