De copas en el J&G Grill

Sí­gueme además en:

El restaurante J&G Grill, del hotel St. Regis, recibió hace un poco a grandes personalidades, en donde además de disfrutar de su ambiente y de sus platillos, llenó sus copas con grandes y reconocidas bebidas.

Estuvieron presentes vinos de los Grandes Pagos de España que, como les he explicado anteriormente,  es una asociación de fincas vitícolas que propagan la cultura del vino de pago, del vino producido en un lugar determinado y con un carácter propio, fruto de la combinación del clima, el suelo y el tipo de uva, buscando la mayor calidad y la combinación de la producción artesanal con las mejoras técnicas del presente.

No se trata de un grupo de exportación ni de comercialización. Viajan juntos a realizar presentaciones y catas, pero también intercambian conocimientos y experiencias. Este grupo esta compuesto por 25 bodegas repartidas por toda la geografía española, encabezada por Carlos Falcó, Marqués de Griñón.

 

Con Federico Bernaldo de Quirós, director general Grupo Presidente; Patricia Vaca, embajadora de Argentina, y Carlos Falcó, Marqués de Griñón

 

Una de ellas fueron los vinos de Marqués de Griñón, de Carlos Falcó, quien estuvo presente y es sin lugar a dudas una de las personas que más han aportado al vino español en las dos últimas décadas. Precursor de la plantación de variedades foráneas, fue temprano a la hora de plantar Cabernet, y absolutamente pionero  con la Syrah y la Petit Verdot. Su viñedo es un auténtico jardín, con control de estrés hídrico, y la más moderna tecnología.

Su vino Tempranillo, 100% varietal Tempranillo, posee un perfecto equilibrio entre el carácter varietal y la crianza en barrica. Envejecimiento de 6 meses en barrica nueva de roble americano.Un innovador y diferente estilo de hacer crianza en Rioja. Vino de gran calidad, muy equilibrado, con buena estructura, intenso, con personalidad propia y diferenciada.

 

Víctor de la Serna, Manuel Alabart, embajador de España en México, y Carlos Falcó Marqués de Griñón

Luego, se probaron los vinos de Víctor de la Serna, bodega que ha escalado posiciones de forma progresiva y se ha constituido en  uno de los principales argumentos para el asentamiento del prestigio y la confirmación de las posibilidades que ofrece a la enología actual la Manchuela conquense, comarca castellana del sureste de la provincia de Cuenca. Elabora las marcas Finca Sandoval y Salia.

El viñedo de Finca Sandoval fue plantado a partir de una idea formada a lo largo de más de treinta años de conocimiento del peculiar terruño de la zona, de su enorme potencial para los vinos de calidad, sobre todo tintos, y de las características de suelo y clima, que inducían a pensar que la syrah era una casta que debía dar resultados muy interesantes.

También estuvo presente Pago de Vallegarcía, donde se elaboran vinos en su totalidad con uvas de viñedo propio. Hanoptado por las variedades francesas más clásicas y de reconocida calidad. Sus vinos son mediterráneos, pero también atlánticos, y su guarda mejora y amplia su complejidad.

Su vino Vallegarcía Viognier está elaborado con 100% Viognier. Maceración pre fermentativa en frío a 8ºC. 70% fermentación controlada en depósitos a 15ºC y 30% restante en barrica y crianza sobre lías durante 4 meses y medio. Crianza durante 5 meses en barrica de roble francés y 12 meses en botella. Es de color amarillo dorado con tonos verdosos. En nariz, fruta de hueso y notas a hierbas frescas, flores blancas y toques de pastelería. En boca, fruta tropical, hierbas, lácteos y ahumados. Final con notas amaderadas.

 


Otra de las bodegas fue Luna Beberide, que nació en 1987 y está ubicada en la comarca Del Bierzo, con un caserón del siglo XVI utilizado para el envejecimiento de sus vinos que se encuentra en la localidad de Villafranca del Biezo, con una nave de elaboración situada en la localidad de Cacabelos.  Fue creada con el fin de introducir una filosofía basada en la calidad y respeto a la tierra. Utilizan lo mejor de sus variedades autóctonas como cepas de distintas partes del mundo.

Su vino Art Cata añada 2010 se caracteriza por su influencia atlántica y destaca por su frescura. En boca domina la  elegancia y el equilibrio de su acidez. Se manifiesta fino, con presencia de monte bajo, minerales y mirto.

Finalmente estuvo el brandy Carlos I, una bebida obtenida a partir de holandas de baja graduación (65º), tras la destilación especial en alquitaras de vinos seleccionados, sanos y equilibrados.

Su proceso de elaboración y envejecimiento se caracteriza por un especial y cuidadoso ensamblaje de las distintas holandas que forman parte de su composición y por el uso en su añejamiento de botas de roble americano previamente envinadas con vinos de Jerez Amontillados y Olorosos siguiendo el tradicional sistema dinámico de envejecimiento de Criaderas y Soleras.

Este brandy se envejece durante más de 15 años en barricas de roble americano de 500 litros de capacidad que han sido previamente envinadas durante años con vino de Jerez. El envejecimiento se lleva a cabo por el sistema de añadas y por el tradicional sistema de criaderas y soleras, obteniéndose así las características típicas de este brandy.

Es un brandy de color ámbar intenso con reflejos dorados. En nariz tiene gran intensidad aromática, muy equilibrado, con notas de buen destilado y enriquecido por notas de vainilla, tabaco y pastelería. En boca es amplio, profundo, persistente, y equilibrado, con sensaciones retronasales francas. Ligeramente abocado. Muy elegante.

Este brandy solo, se toma ligeramente frío en catavinos o copas similares a las que se utilizan para vinos, en copa de balón de cristal fino cuidando que no sea demasiado grande o, si se prefiere, en vaso ancho añadiéndole uno o dos cubitos de hielo para refrescar y alargar la bebida.

 

Deby

Author: Deby

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *